Juan Gabriel se había presentado el viernes en un foro de California ante miles de seguidores y tenía programado un concierto para la tarde del domingo en Texas. En sus letras, Juan Gabriel expresaba con sencillez los sentimientos del pueblo. La noticia de su muerte conmocionó a políticos, artistas e intelectuales por igual.