La actriz francesa Marie-France Pisier, falleció en la madrugada de este domingo a los 66 años de edad en la localidad de Saint-Cyr-sur-Mer, en el sureste de Francia, informó el ayuntamiento de dicha localidad.

Esta actriz secundaria de gran envergadura inició su carrera en 1961 gracias a François Truffaut, que vio una foto de familia de ella en una calle de Niza. Entonces actuaba en un grupo de teatro aficionado.

El director faro de la Nouvelle Vague buscaba una adolescente para darle réplica a Jean-Pierre Léaud, alias Antoine Doinel, en Antoine y Colette , uno de los sketches del Amor a los veinte años.

En 1979, interpretó el personaje de Colette en el Amor en fuga, la última aventura de Doinel, coescrita por la actriz.

Después de películas del tipo de Robert Hossein, se convirtió en la musa del cine de autor, apareciendo en el universo onírico de Robbe-Grillet, Luis Buñuel, Jacques Rivette y sobre todo, del joven André Téchiné.

Gracias a este último, obtuvo dos veces el César -el Oscar francés- a la mejor actriz secundaria, por Souvenirs d’en France (Recuerdos de nuestra Francia) en 1976 y Barocco en 1977.

En 1976, el año de su consagración, los César también la recompensaron por su papel en Cousin, cousine (Primo, prima) de Jean-Charles Tacchella, crónica sentimental cuyo éxito en Estados Unidos le permitió tentar su suerte en Hollywood (The Other side of midnight).

Intelectual comprometida en las batallas de su época, Marie-France Pisier también participó en varios éxitos populares.

Fue sobre todo, la coprotagonista de Jean-Paul Belmondo en L’as des as en 1982 y una productora absolutamente cínica en Le Prix du danger.

Alejada de las cámaras en los años 90, sin embargo, interpretó uno de sus más bellos papeles, el de una burguesa deseosa y ansiosa de tener hijos, en Marion de Manuel Poirier en 1996. También interpretó a George Sand en La Note bleue, y a Mme Verdurin en Le Temps retrouvé (El tiempo recobrado) de Raúl Ruiz.

En sus dos intentos tras la cámara, eligió su historia familiar: un relato de infancia en Nueva Caledonia (Le Bal du gouverneur, adaptación de una de sus novelas en 1990) y la muerte de sus padres (Comme un avion en el 2002).

En el 2006, eligió a jóvenes autores como Ferreira Barbosa y Christophe Honoré, y apareció en la película Dans Paris.