Después de que este lunes la Secretaría de la Función Pública (SFP), encabezada por Irma Eréndira Sandoval, diera a conocer la inhabilitación por 10 años y la imposición de una multa por 19 millones 771,154 pesos a la exsecretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, por supuesto daño al erario después de la autorización entre 2017 y 2018 de dos donaciones desde la dependencia de la que entonces era titular para echar a andar el proyecto Museo de Museos en el predio del Antiguo Palacio del Marqués del Apartado, en el Centro Histórico, mismo que nunca llegó a concretarse, la exfuncionaria fijó su postura.

“Las sanciones que me impuso el Órgano Interno de Control (OIT) de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal son notoriamente infundadas. Las impugnaré ante las autoridades competentes dentro de los plazos que me concede la ley para el efecto”, declaró a través de un breve documento.

De acuerdo con lo anunciado por Función Pública el lunes, como parte de la investigación del caso, el OIT realizó una auditoría y dio oportunidad a los exfuncionarios implicados —además de García Cepeda, el entonces Oficial Mayor y la entonces directora general de Administración, sin mencionar nombres— todas las garantías para su defensa.

Al respecto, García Cepeda explicó que “he aportado documentación soporte sobre las decisiones administrativas que se tomaron en su momento. Contribuyo con las instituciones a aclarar debidamente cada punto sobre este caso”.

La multa por 19 millones 771,154 pesos para cada uno de los tres funcionarios implicados suma la cantidad de 59 millones 313,461 pesos que la SFP denunció se donaron entre 2017 y 2018 a la asociación civil Puerto Cultura para la puesta en marcha del Museo de Museos.

“He trabajado siempre bajo los principios de transparencia, rendición de cuentas y el apego irrestricto a la legalidad en mis más de 40 años de servicio público en diversas instituciones culturales”, explicó García Cepeda.

La también exdirectora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) fue respaldada en redes sociales por integrantes de la comunidad intelectual, entre ellos la escritora Ángeles Mastretta, el crítico músical Lázaro Azar, el historiador Alejandro Rosas y el editor Ricardo Cayuela.

"Otra barbaridad y otra afrenta. No sabes cuánto lo siento. Estamos contigo. Aunque seamos de tan poca ayuda en estos tiempos. Sabemos de tu honradez y hemos de apoyarte", expresó Mastretta.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx