En México, las estadísticas de mortalidad del 2017 reportan que del total de fallecimientos, 6,494 fueron por lesiones autoinfligidas. Con ello, la tasa de suicidios en ese año fue de 5.2 fallecimientos por cada 100,000 habitantes, es decir, cada día se suicidan en México 18 personas.

La población de 20 a 24 años ocupa la tasa más alta de suicidio con 9.3 por cada 100,000 jóvenes entre estas edades. El riesgo en los hombres de este grupo presentó una tasa de 15.1 por cada 100,000.

En el 2017 el suicidio ocupó el lugar número 22 de las principales causas de muerte para la población total. La entidad con la mayor incidencia fue Chihuahua con 10.7 y la más baja Guerrero, con 1.9 suicidios por cada 100,000 personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, en la actualidad, cerca de 800,000 personas se suicidan al año.

De acuerdo con la OMS, cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo y entre los jóvenes de 15 a 29 años el suicidio es la segunda causa de muerte, después de los accidentes de tránsito.

La organización difundió en el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, que aunque 79% de los casos ocurre en países de ingresos bajos y medios, la tasa más alta corresponde a países de ingresos altos, en los que también se suicidan casi tres veces más hombres que mujeres.

La OMS lanzó este martes la campaña “40 segundos para actuar”, junto con sus asociados, la Federación Mundial de Salud Mental, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y United for Global Mental Health.