El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su último mensaje se despide y agradece en su ciudad natal de Chicago. Hace un llamado a la unión "más allá de nuestras diferencias” y asegura que el país esta ahora "más fuerte" que hace ocho años.