Alcalá de Henares, Esp. El heredero de la corona española, el príncipe Felipe, entregó el Premio Cervantes al poeta chileno Nicanor Parra, que no pudo asistir a la ceremonia debido a sus 97 años de edad, por lo que en su lugar lo recogió su nieto, Cristóbal Ugarte.

Ugarte se encargó, en nombre de su abuelo, de agradecer el premio y de pedir una prórroga, de al menos un año , para poder así terminar un discurso medianamente plausible .

Lo cierto es que dejé a mi abuelo en Las Cruces, en la costa chilena, rodeado de libros. La mayoría de ellos son versiones y estudios del Quijote pero hay también algunos libros de la biblioteca de don Quijote , explicó, tras recibir la medalla acreditativa del premio.

En estos momentos y en la distancia, mi abuelo se formula la siguiente pregunta: ‘¿Se considera usted acreedor del Cervantes?’ ‘Claro que sí’. ‘¿Por qué?’ Por un libro que estoy aún por escribir’ , dijo el nieto del poeta.

Las palabras de Ugarte estuvieron plagadas de referencias literarias y alternó versos de los poemas y antipoemas de Parra ya que, dijo, fueron éstos lo que merecieron la cariñosa atención del jurado para considerarlo acreedor al llamado Nobel de las letras hispanas .

Parra, que también es físico y matemático, es considerado creador de la antipoesía, caracterizada por el uso de un tono mundano y sencillo para hablar de temas cotidianos.

Los premios son como las Dulcineas del Toboso. Mientras más pensamos en ellas, más lejanas, más sordas, más enigmáticas. Los premios son para los espíritus libres y para los amigos del jurado , leyó Ugarte en la ceremonia, presidida por el príncipe Felipe, en sustitución de su padre el rey Juan Carlos, convaleciente de una operación de cadera.

Aunque en la ceremonia no pudo estar el poeta, sí estuvo la máquina de escribir con la que redactó muchas de sus obras y a la que el chileno denomina la máquina del tiempo .

La máquina será depositada el martes junto con un poema inédito, que no debe abrirse hasta dentro de 50 años , en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

Nicanor Parra es mucho más que un provocador , dijo el príncipe Felipe, en un acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, cuna del escritor Miguel de Cervantes, autor de ?El Quijote y cuyo fallecimiento se recuerda cada 23 de abril.

No trata sólo de desconcertar; quiere comprender la realidad y urgir a los demás a que, salvando el abismo que existe entre arte y vida, acompañen su arriesgada cruzada , añadió el Príncipe, en presencia, entre otras personalidades, del jefe del gobierno español, Mariano Rajoy.

El príncipe Felipe calificó a Parra de gemelo de Cervantes, considerando que el mayor logro literario cervantino fue liberar la escritura de las normas que la atenazaban y dejar fluir las palabras -palabras del común- para que buscaran nuevos espacios de significación .

Por su parte, el ministro de Cultura español, José Ignacio Wert, destacó que la de Parra es una obra extensa, original y sorprendente , en la que el galardonado se nutre de lo que es, de lo que siente, de lo que vive, de lo que ve .

EN EL LITORAL CENTRAL DE CHILE

EL ANTIPOETA, FELIZ ?Y PENDIENTE DEL PREMIO

El poeta chileno Nicanor Parra, ganador del premio Cervantes 2011, se mostró feliz y pendiente de las repercusiones de la entrega del galardón que se le realizó este lunes en España, en una ceremonia a la cual no asistió, y que en su nombre recibió su nieto, Cristóbal Ugarte.

El poeta, vestido con un pijama y un suéter de lana, con bastón y acompañado por su hija Catalina, se mostró reacio a dialogar con la prensa, que esperaba alguna reacción suya en las afueras de su casa en la localidad de Las Cruces, en el litoral central de Chile.

El escritor sólo atinó a consultar sobre detalles del acto, el cual no siguió, y tras conocer el calificativo de ‘rupturista’ que lanzó el príncipe hacia su persona le comentó a una periodista de radio Cooperativa: Es buena palabra ésa .

Muchas gracias por la visita , agregó Parra, y se excusó por un resfrío que lo afectaba. La virulencia del viejo , afirmó.

Está feliz, ha estado superpendiente con los diarios, con la televisión, hemos estado mirando las cosas en Internet, ha estado leyendo todo lo que se ha dicho acerca de él, está superfeliz y superatento , dijo, por su parte, Isabel Soler, nieta del poeta, hablando en nombre de su familia.

Parra es el tercer literato chileno que gana el premio Cervantes, considerado el mayor galardón de las letras hispanas, después de que en 1999 fuera para el ensayista Jorge Edwards (1999) y en el 2003, para el poeta Gonzalo Rojas, fallecido en el 2011.