En la Roma se confunde con bohemios y oficinistas. Es una mezcla de ambos. Trae tenis aunque trabaja en una empresa: su empresa.

Eric Northam (Washington DC, 1977) es alivianado. Sus ojos azules se agrandan cuando habla de EasyBroker, el negocio que creó y ha tenido tanto éxito que de un espacio de dos habitaciones en un hub pronto se mudará a una oficina más grande. Se agrandan igual cuando habla de su hijo Alex, de tres años. Tengo dos bebés , dice.

EasyBroker se dedica a la inversión inmobiliaria. Hacemos más fácil la compra-venta de propiedades. Trabajamos con inmobiliarias a las que ayudamos a conseguir propiedades . Si un cliente necesita un terreno con ciertas características y la inmobiliaria no lo tiene, EasyBroker ayuda a conseguirlo. Se dedican, sobre todo, a las propiedades y rentas de largo plazo.

La misión general de EasyBroker es hacer que los inmobiliarios den un servicio excepcional al cliente quiere comprar o rentar. "Los capacitamos (a los inmobiliarios) para dar una atención extraordinaria y también tenemos una aplicación en la web que les ayuda a asegurarse que su equipo dé el mejor servicio posible".

El mercado inmobiliario en México, explica Eric, es todavía un tanto informal, inmaduro. Comprar una casa es la compra más importante de tu vida , y a Eric le sorprende que a la industria en México le falte profesionalización.

Fuera de eso, Eric es aquí un gringo feliz. Ha encontrado su tierra de las oportunidades. De hecho se mudó a México porque aquí estaban la mayor parte de sus clientes. Antes trabajaba desde Argentina, donde aprendió su muy buen español. Allá vivió seis años.

A mí no me importa que me digan gringo, lo prefiero a estadounidense, que es más difícil . En Argentina era el yanqui. Tampoco le ofendía, pero explica: En Argentina hay cierto no odio pero sí resentimiento contra los gringos. A los argentinos les encanta discutir y le gustaba hablarme de política . Cuestionado todo el tiempo.

En México es diferente. Antes de Trump en México nadie me hablaba de la política de mi país . Disfruta mucho de la camaradería a la mexicana. Ustedes son más alegres, más de ir en grupo al bar y en grupos grandes . Es más: a Eric le parece difícil estar solo en México.

De Japón al Mar Negro ?y de regreso

Argentina y México no han sido sus únicas experiencias internacionales.

Estudiante de la Universidad de Maryland en Baltimore, viajó a Japón de intercambio para estudiar Ciencia de la Computación.

Cuando llegué allá no entendía nada, me tuve que meter a clases intensivas. Cuando tuve un sueño en japonés dije ‘ok, ahora sí entiendo’ .

En Japón, Eric se convenció de que quería conocer el mundo. Tal vez volver a Tokio a hacer una maestría. Pero su trabajo en EU lo detuvo por un momento.

Pero no lo suficiente para que no fuera de Portugal al mar Negro, Filipinas y otros países de Asia. En Filipinas pensó en quedarse: hay mucha gente que habla inglés y talentosos programadores. Le ardían las manos de emprender.

Trabajaba viajando. Antes de que existiera Airbnb, rentar un departamento por corto tiempo era complicado. Un día una casera le preguntó a qué se dedicaba. Cuando Eric le enseñó su software para bienes raíces, ella le dijo Necesito algo así . Y, bingo, así nació la idea de su primer negocio.

Eric está lleno de curiosidad y de energía. En EU perdí mi japonés. Me gustan los idiomas y me puse a pensar qué idioma me podía servir. ¡Español! Me iba a ir a España cuando un compañero de trabajo me dijo ‘vete a Argentina’ . Se fue por un mes y se quedó seis años.

En total Eric conoce 27 países. Opina que hay que hacer negocio con todo el mundo. Mientras menos barreras, mejor. Y también por eso le gusta México.

La apertura mexicana

Así como a Eric le parecemos alegres y poco quejumbrosos en Argentina quejarse es un deporte , también México le parece el mercado más abierto de América Latina. Se sorprende de encontrar marcas estadounidenses en el súper. Le gusta el sistema bancario y que sea tan fácil mandar dinero a EU. Un caldo de cultivo para los negocios.

El problema: la tramitología. Iniciar un negocio en México es tardado y caro. Contador, abogado, notario. Acá te tardas como cuatro meses en abrir un empresa. Yo diría que ser empresario en México es 20 veces más caro que en EU .

Si hay algo que mejorar, es aumentar la libertad económica. Es increíble, como explica, que cerrar una empresa sea más caro todavía que abrirla. Si fuera más barato y más fácil, mucha gente estaría dispuesta a crear su empresa y pagar impuestos.

En una observación divertida, Eric nota que en México importa primero la persona y luego el producto. Quieren primero irse a tomar el café y conocerte y ya después ven el negocio. Creo que es algo chilango porque los regios sí son más cuadrados y van al producto .

Trump, el impredecible

Eric educa a su hijo de tres años en una escuela montessori porque no quiere que crezca como un señorito sin deberes y que no trate a los demás como iguales. Global como es, su hijo es mexicano-catalán y gringo .

Al empresario le llama la atención el clasismo mexicano y la desvergüenza de los ricos. Pero el racismo es diferente al de mi país. Aquí hay una especie de sumisión, como que la gente acepta su lugar por ser güero o moreno. Como no hay razas tan definidas, es algo de lo que no se habla .

Cambiando de tema, Eric dice que no votó en la última elección. No le gustaban ni Clinton ni Trump y además su voto en el estado de Maryland valía poco en el colegio electoral.

Entiende por qué ganó Trump: Le habló a la clase trabajadora que había perdido su empleo. Hillary representaba a las grandes corporaciones, más de lo mismo, mientras que Trump era lo nuevo .

Bernie Sanders tampoco le gustaba porque, piensa, era demasiado proteccionista. Yo creo que mientras menos barreras, mejor .

Donald Trump le parece terrible, independientemente de su política. Es un pésimo empresario que creció por corrupción. Trata horrible a la gente con la que trabaja. No es ni republicano ni demócrata, es Trump .

Lo que le parece más peligroso de Trump es su impredictibilidad. A diferencia de lo que preconizó en campaña, a Eric le parece que el presidente de mi país dice una cosa y hace otra.

La Estatua de la Libertad tiene un poema que reza: Dadme tus cansados, tus pobres gimiendo por respirar libres . A Eric Northam le parece hermoso. Estado Unidos fue creado para aceptar a todo mundo. Es nuestra esencia. Espero que no la perdamos .

[email protected]