Galería: Más de 20,000 personas se congregaron en el Palacio de Lisboa para despedir a “su hijo rebelde” y premio Nobel de Literatura 1998.