A juzgar por su activismo ante Lucía García Noriega y ante la mayoría perredista en la Asamblea, estimo que la comisión que preside el Diputado Mercado llamará en breve a comparecer a Eduardo Vázquez Martín. El antropólogo debe informar cómo recibe el despacho y cuál es su propuesta de trabajo con un fondo de 509 millones de pesos, 34 millones más que el año 2013.

Esta asignación fue mérito del priísta. Cuando en el marco de la discusión de presupuesto planteó la necesidad de cumplir con 2% tal y como lo marca la Ley de Fomento en su artículo 19, todo avanzaba bien hasta que alguien del PRD comentó: ¿Y no hacerlo implica sanción, tenemos un castigo si no llegamos a lo que se fija? . Como la respuesta es no, los amarillos dejaron el tema. Mercado ya no pudo persuadirlos. Es por ello que una de las prioridades del Secretario de Cultura debe ser impulsar que tanto los legisladores de su partido como su jefe Mancera cumplan con la ley.

Otra contribución importante en la gestión de Mercado es la enmienda a la Ley de Extinción de Dominio para el Distrito Federal. Desde el 2011 se han confiscado alrededor de 13 bienes inmuebles y 18 muebles, los cuales según el artículo 4 de dicha ley que establecía en su ultimo párrafo que los bienes sobre los que se declare la Extinción de Dominio se aplicarán en favor del Gobierno del Distrito Federal y serán destinados al bienestar social, mediante acuerdo del Jefe de Gobierno que se publique en la Gaceta Oficial del Distrito Federal. Cuando se trate de bienes fungibles se destinarán en porcentajes iguales a la Procuración de Justicia y la Seguridad Pública .

Vale recordar que la extinción de dominio es la pérdida de los derechos sobre una variedad de bienes sin contraprestación ni compensación alguna para el afectado, cuando se acredite el hecho ilícito en los casos de delincuencia organizada, secuestro, robo de vehículos y trata de personas, y el afectado no logre probar la procedencia lícita de dichos bienes y su actuación de buena fe, así como que estaba impedido para conocer su utilización ilícita. La Extinción de Dominio es de naturaleza jurisdiccional, de carácter real y de contenido patrimonial, y procederá sobre cualquier derecho real, principal o accesorio, independientemente de quien los tenga en su poder, o los haya adquirido .

La iniciativa del priísta modificó el párrafo referido, quedando de la siguiente manera: Los bienes sobre los que se declare la Extinción de Dominio se aplicarán en favor del Gobierno del Distrito Federal y serán destinados al bienestar social, mediante acuerdo del Jefe de Gobierno que se publique en la Gaceta Oficial del Distrito Federal. Cuando se trate de bienes fungibles se destinarán en porcentajes iguales a la creación de espacios culturales, Procuración de Justicia y la Seguridad Pública .

Por otra parte, para el primer periodo ordinario de sesiones, también a iniciativa de Mercado, se colocarán en letras de oro en el recinto legislativo los nombres de Octavio Paz y José Revueltas. Y se le dará un nuevo impulso a la Medalla al Mérito en Ciencias, Artes, Ejecución Musical e Interpretación Artística. Las candidaturas se dictaminarán en este mes de enero.

Otras vías que mueve el Presidente de la Comisión de Cultura tienen que ver con la propuesta de una Ley de Derechos Culturales, que lleve a hacer tangibles algunos de los postulados indicados en el Libro verde. Es decir, adecuar el marco jurídico cultural capitalino a las reformas constitucionales al artículo 4. Se trata de dar a la Secretaría de Cultura un carácter diferente; no sólo un ente decorativo con funciones administrativas muy limitadas.

Hay más en la agenda: reformas a las leyes de Fomento Cultural, Fomento al Cine Mexicano, Fomento a la Lectura y el Libro, Patrimonio Urbanístico Arquitectónico, y de Archivos. No menos importante será lo relativo a la elaboración de la Cuenta Satélite del Distrito Federal y una eficaz y accesible rendición de cuentas, líneas en las que el Grecu (Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura) de la UAM viene trabajando con el diputado Mercado. Esperamos que Vázquez Martín aprenda a subirse al tren y no busque detenerlo para imponer sus intereses de grupo.