¿Qué le preocupa a la sociedad sobre los temas que deben ser resueltos por la ciencia?

Hoy sabemos que la educación es su principal inquietud. Esto, gracias a los resultados de la consulta de Agenda Ciudadana en Iberoamérica en Ciencia, Tecnología e Innovación, coordinada por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, que se realizó en México del 31 de octubre del 2017 al 28 de febrero del 2018.

Del total de los votos, 61% coincidió en que el reto más importante para nuestro país es la Educación; seguido del Agua (55.5%), Cambio Climático (41.9%), Salud (38.6%), Energía (34.2%), Seguridad Alimentaria (24.3%), Envejecimiento (18.9%) y Sociedad Digital (18.1 por ciento).

Sobre el reto educativo, lo más trascendente, tanto para hombres como para mujeres, es que se tenga acceso a una educación de calidad que permita el desarrollo personal y laboral (43.1 por ciento). Le sigue la preocupación por mejorar el acceso, la equidad y la inclusión en todos los niveles educativos (31.8 por ciento). Y, por último, que los ciudadanos participen activamente en la toma de decisiones en materia educativa (23.3 por ciento).

Esto no sorprende, ya que la consulta recabó 175,198 votos provenientes de los 32 estados de la República Mexicana, de los cuales, 59.1% fue de jóvenes de 15 a 24 años de edad, seguidos por las personas de 25 a 34 años (15 por ciento). La Ciudad de México (40,103 votos), Chiapas (35,871 votos), el Estado de México (29,389 votos) y Coahuila (21,919 votos), fueron los estados más preocupados en el tema de la Educación.

La Agenda Ciudadana es una iniciativa aprobada en la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, con el objetivo de contribuir al fomento de la educación y la cultura científicas, así como fomentar el ejercicio de una democracia activa.

También es una oportunidad de contrastar lo que dicen los expertos con lo que piensa la ciudadanía, es un ejercicio sencillo, pero importante para reconocer las necesidades reales del país.

Para la consulta en México se definieron siete temas globales tomados de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): Energía, Seguridad Alimentaria, Agua, Sociedad digital, Cambio climático, Salud y Educación y uno más definido por nuestro país: el Envejecimiento.

Después de la educación, los ciudadanos identificaron como lo más urgente el que se protejan las fuentes de agua y se traten de mejor manera las aguas residuales (47.3%), también que se garantice que todos tengan acceso al agua potable (33.4%) y que se atenúen los daños por inundaciones y sequías (17.7 por ciento).

En el reto Cambio climático, la prioridad es reducir las causas y consecuencias del cambio climático (45.4%), seguido de que todos cuidemos el medio ambiente (31.9%) y por último que se conozcan las causas del cambio climático (21.1 por ciento).

¿Qué sigue después de esta consulta?

La primera edición de la agenda ciudadana fue hace cinco años y los resultados sirvieron para generar una serie de políticas públicas. En primera instancia, el Senado de la República y la Cámara de Diputados tomaron los resultados de la agenda ciudadana, posteriormente el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto lo tomó como uno de los insumos para el Plan Nacional de Desarrollo y finalmente Conacyt los tomó para hacer el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Sin embargo, en su momento el doctor José Franco, coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, aseguró que no tuvo el impacto que debía tener dada la importancia que estaba teniendo en el mundo actual el tener conocimiento a disposición de toda la ciudadanía para tomar decisiones bien informadas.

Por ello, para este nuevo ejercicio, durante la presentación de los resultados de la consulta, el mismo doctor Franco informó que el siguiente paso es entregar un informe público a los tomadores de decisiones, empezando por la Presidencia de la República, el poder Legislativo, la SRE y el Conacyt. “Asimismo, estamos buscando la forma de utilizar estos insumos para generar otras iniciativas y vincular los resultados con los Consejos Estatales de Ciencia y Tecnología, para que el proyecto continúe en cada una de las entidades federativas”.

Dijo que el proyecto es un ejercicio ciudadano que tiene dos vertientes muy importantes: “Por un lado, la cooperación internacional y por otro la comunicación pública del conocimiento. Esta comunicación con la ciudadanía nos retroalimenta y nos ayuda a dilucidar algunas prioridades que podrían proponerse al Plan Nacional de Desarrollo de la próxima administración, así como para el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación”.

Por su parte, el embajador Agustín García López, director ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), aseguró: “Los resultados que hoy se presentan son derivados de la participación ciudadana y ése es su principal acierto. Es indispensable fomentar el empoderamiento de los ciudadanos para que logren incidir en la toma de decisiones en materia de ciencia y tecnología (...) Esperamos que el señor presidente Enrique Peña Nieto avale esta iniciativa y que nos dé mandato para que nosotros reflejemos los resultados en las políticas públicas”.

Por su parte, el presidente de la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (Rednacecyt), José Alonso Huerta, destacó la importancia de reconocer el conocimiento como un factor clave para mejorar la calidad de vida y propiciar mejores condiciones de desarrollo. “La Rednacecyt se abocará a trabajar en conjunto con todas estas instancias a nivel local para incidir en el diseño de políticas y programas de acciones que permitan utilizar toda esta información tan valiosa y lograr estos objetivos”.

[email protected]