Los consumidores mexicanos tienen una disposición a pagar por las noticias de 18%, por encima de los registros de Brasil (17%), Perú (16%) y Argentina (15%), de acuerdo con los resultados del Digital News Report 2021 del Reuters Institute, el estudio sobre el consumo de noticias más completo a escala global.

Entre los motivos que alientan la disposición —que no necesariamente se transforman en suscripciones de pago— se encuentran la polarización política o una gran tradición de consumo de noticias en las sociedades. En el caso de México puede atribuirse claramente la primera opción.

El mercado en Estados Unidos, luego de cuatro años de gobierno del republicano Donald Trump, caracterizado por la polarización y el debate político, la disposición se encuentra en 21%, mientras que en Francia, el indicador llega apenas a 11%.

La mayor disposición a pagar por contenido noticioso en México se presenta en un entorno donde la confianza en las noticias ha caído 12 puntos porcentuales en 5 años a 37%, por debajo del promedio internacional de 44%. Además, entre 2020 y 2021 se redujo el consumo de noticias y todos los soportes de consumo registraron un retroceso entre las preferencias de los consumidores para acceder a noticias.

El interés por las noticias influye en la disposición de pago por suscripciones. Las audiencias con disposición a pagar son las que tienen alto interés, indistintamente de si tienen alta o baja confianza. Las audiencias que no tienen disposición son las que tienen alta confianza pero bajo interés en las noticias, de acuerdo con un análisis a detalle de los resultados del Digital News Report 2021 para México realizado por María Elena Gutiérrez Rentería y el científico de datos Edgar Abraham Ruiz Sánchez, investigadores de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara.

Las audiencias que no tienen una postura sobre su disposición a pagar son las que tienen baja confianza y bajo interés en las noticias, lo que a juicio de Gutiérrez Rentería representa una gran oportunidad para los medios que buscan incrementar sus ingresos desde sus consumidores y reducir su dependencia de la publicidad, pues pueden construir nuevos lectores y, en dado caso, nuevos suscriptores de pago.

Los realizadores del Digital News Report realizaron 2,036 entrevistas en México a finales de enero y principios de febrero de 2021, coordinadas por la agencia de investigación de mercados YouGov, con sede en Londres. Las entrevistas en México incluyeron preguntas relacionadas con preferencias políticas, ante la proximidad de las elecciones intermedias del 6 de junio. El Reuters Institute es financiado por la Thomson Reuters Foundation, relacionada con la agencia de noticias Reuters.

De acuerdo con el análisis de Gutiérrez Rentería y Ruiz Sánchez, los ciudadanos con la mayor confianza e interés en las noticias se encuentran en la región Sur del país, mientras que en la región Norte se registra baja confianza y bajo interés. En el Centro del país, en cambio, los resultados se encuentran a la par, sin una postura generalizada que incline la balanza.

Pero la región no es sinónimo de estatus socioeconómico, como se puede ver en el análisis a detalle de los investigadores de la UP: el nivel de ingresos de las personas influye en la confianza y el interés por las noticias. Las audiencias con ingresos altos tienen baja confianza y bajo interés en las noticias, una situación que se replica entre las audiencias con ingresos bajos. Sólo entre las audiencias con ingresos medios existe alta confianza y alto interés.

El perfil de los suscriptores

Los suscriptores a servicios de noticias de marcas tradicionales tienden a ser más adinerados, más viejos y mejor educados que quienes no lo son, de acuerdo con los resultados globales del DNR 2021.

La edad de quienes pagan por suscripciones es mayor a los 40 años, según una muestra de 20 mercados analizada en el DNR 2021, con España e Irlanda como los países con el mayor número de suscriptores en ese rango de edad. En Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Italia el rango de edad de los suscriptores digitales fluctúa entre los 50 y los 55 años. Aplica un viejo chiste que dice que cada esquela publicada en un periódico es un suscriptor menos.

“Sólo una minoría está dispuesta a pagar por las noticias en línea, mientras que las generaciones más jóvenes continúan confiando en formas nuevas y convenientes de acceder a las noticias que están resultando difíciles de monetizar”, se documenta en el DNR 2021.

“Las suscripciones están comenzando a funcionar para algunos medios, pero no para otros y, lo más importante, no está claro si funcionarán para todos los consumidores. La mayoría de las personas no están lo suficientemente interesadas en las noticias o no tienen suficientes ingresos para priorizar las noticias sobre otras necesidades de su vida. Otros pueden resistirse porque disfrutan de poder elegir entre múltiples fuentes y no desean limitarse a una o dos publicaciones”, se señala en la décima edición del informe del Reuters Institute, con sede en la Universidad de Oxford.

La investigadora Gutiérrez Rentería, en la presentación del informe en México, considera que “existe un área de oportunidad para la industria periodística mexicana siempre y cuando se profundice sobre los niveles de confianza y hábitos de consumo de las audiencias acorde a las características del mercado al que se dirige el empresario de la información así como al modelo de negocio periodístico que tiene diseñado”.