Pionero de la física en México, Leopoldo García-Colín Scherer falleció a la edad de 81 años el pasado lunes ocho de octubre. El destacado científico mexicano, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), dedicó la mayor parte de su vida a la ciencia y a la investigación al más alto nivel, con el gran mérito de promover que los científicos participaran de manera importante en el ámbito de la docencia.

Basta recordar el historial de don Leopoldo, él tuvo que ver con la fundación del Instituto Mexicano del Petróleo, con la fundación de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados. Fue además, fundador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y miembro de El Colegio Nacional , señaló en entrevista Alfredo Macías Álvarez, miembro de la AMC y quien conjuntamente con García-Colín Scherer organizaba regularmente el Encuentro de Física Matemática y Física Experimental en nuestro país.

En el ámbito científico, cuenta su compañero de trabajo, colega y amigo Macías Álvarez, introdujo la mecánica estadística como tema de investigación en este país, tema que desde entonces se ha desarrollado muchísimo. Él es una figura que contribuyó intensamente en ese avance y, tanto en el ámbito de la ciencia, como por su contribución a la creación de centros de investigación, deja un legado para la posteridad, un legado imperecedero , sostuvo.

El día que fue nombrado primer Profesor Emérito de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el 6 de noviembre del 2008, García-Colín Scherer puso el acento en la importancia de preservar la figura de profesor-investigador, el cual debe encargarse de impulsar la formación de jóvenes científicos, de transmitir, asimilar y difundir el conocimiento, sin embargo, ese tipo de investigadores se encuentra en extinción a partir de la Segunda Guerra Mundial.

Decía –recuerda Macías Álvarez- que el poderío militar se había encargado de distorsionar el cometido de dicha figura, impulsando únicamente la formación de científicos dedicados al servicio y requerimientos de esa industria. García-Colín Scherer se preguntaba:

¿Dónde quedó la enseñanza? ¿Quién se ocupa ahora de realizar las tareas para dar cursos de calidad y mejorar la educación, cuando todo mundo se ocupa de hacer ‘puntitos’ para la beca?

En el ámbito de la divulgación de la ciencia su labor fue amplia. Es autor de diversos libros de la colección Ciencia para Todos que publica el Fondo de Cultura Económica, donde fue miembro del Comité Editorial; laboró como editor de la revista Journal of Nonequilibrium Thermodynamics y arbitró revistas como Physical Review; editó y compiló libros con la colaboración de varios autores, como los volúmenes del Simposio de Contaminación Atmosférica del cual fue impulsor.

García-Colín Scherer se interesó por la física estadística de sistemas fuera de equilibrio y la termodinámica irreversible no lineal.