La mañana de este 2 de diciembre la Asamblea Académica Permanente del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) se quedó esperando la asistencia de la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concayt), María Elena Álvarez-Buylla Roces. Este grupo había enviado la invitación para un diálogo “franco, abierto y horizontal” en las instalaciones del Centro, luego de que la misma directora, comunicó que estaban dispuestos a escuchar los planteamientos de la comunidad.

“Esta mañana, esperamos la presencia de la doctora Álvarez-Buylla para poder tener ese diálogo. Sin embargo, su ausencia demuestra que las autoridades de Conacyt han ignorado, una vez más, la voz de la comunidad expresada en pliegos petitorios, comunicados y cartas desde la movilización del pasado 19 de noviembre en las instalaciones de Conacyt”, dijo la Asamblea en rueda de prensa luego de que pasó el tiempo y la representante no se presentó.

Después hicieron un llamado a la Secretaría de Gobernación, del gobierno federal, para “establecer un espacio de diálogo con las autoridades del Conacyt”, con el objetivo de que se logre la mediación política frente al paro estudiantil y toma de instalaciones, mismo que comenzó este lunes 29 de noviembre luego de la designación de José Antonio Romero Tellaeche, como director general del CIDE.

A la Asamblea le preocupa la “nula disposición al diálogo”, por lo que espera que a través de esta instancia se pueda establecer un espacio de interlocución para encontrar una ruta de solución para restablecer la legalidad en los procesos de toma de decisión en el CIDE, así retomar la vida académica de manera libre de intimidaciones y amenazas.

Por último, se anunció una marcha de estudiantes, trabajadores y profesores de esta casa de estudios, y se invitó para que otras instituciones educativas se unan a la exigencia de transparencia en la asignación de los recursos; así como parar el acoso y hostigamiento sistemático contra la comunidad científica, una de las más preocupantes, son las acusaciones contra 31 integrantes de la comunidad científica pertenecientes en su momento al Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C.

También se habló de los ataques a los derechos laborales de los investigadores Cátedra Conacyt, hoy denominado Programa de Investigadoras e Investigadores por México; además de cumplir el compromiso presidencial de apoyar a los jóvenes que buscan continuar con sus estudios con en el pago puntual de becas, tanto en México como en el extranjero.

“Convocamos a una marcha a las instituciones académicas, las comunidades estudiantiles y la sociedad en general, este sábado 4 de diciembre, a las 10 horas, del Parque Hundido a Conacyt, para exigir que la autoridad responsable de conducir la política científica se apegue a la legalidad y respete el estado de derecho en su conducción como autoridad sectorial”.

nelly.toche@eleconomista.mx