A casi un año de declarada la pandemia por la propagación de Covid-19 y, con ella, el impacto en gran parte de las actividades económicas, así como la dificultad del comercio presencial en la gran mayoría de los países, han cambiado las prácticas de compra-venta y marketing para gran parte de las industrias y el cierre presencial las instó a buscar oportunidades en línea.

En el mercado del arte, en particular el de las galerías, la vía digital era ya significativa antes de la emergencia sanitaria global, pero la migración de las estrategias a las plataformas virtuales en este año de incertidumbre ha sido pronunciada.

Por ejemplo, cuando en 2018 y 2019 se reportaba la presencia en el mercado de un 15% de galerías de arte en línea sin espacio físico alguno, en 2020 la presencia de este sector en el mercado llegó al 35%, es decir, se duplicaron los negocios de arte sin establecimientos a causa de las prolongadas restricciones físicas.

Estos son algunos datos recabados en el reporte Gallery Insights 2021, de Artsy, la plataforma con mayor presencia en el mundo para el acercamiento y la compra-venta de arte en línea. El reporte de este año se basa en la recolección de datos provistos por 1,758 marchantes de arte provenientes de 97 países clasificados para el estudio en cinco regiones: América Latina, Norteamérica, Asia/Oceanía, Europa y África/Medio Oriente.

Con dicha muestra, Artsy estima que 8% de las galerías en el mundo (unas 140) tuvieron que cerrar sus espacios físicos de manera permanente por los efectos colaterales de la pandemia. América Latina fue la región donde más cierres definitivos hubo: el 11% de los galeristas consultados de la región admitió no tener la solvencia económica para reabrir después de las medidas temporales de cierre en sus respectivos países.

“El porcentaje de grandes galerías (aquellas con siete o más empleados de tiempo completo) se mantuvieron sin cambios desde 2019, pero las galerías medianas (de dos a seis empleados) descendieron 6%. Asimismo, el número de pequeñas galerías (con solamente un empleado) se duplicaron en relación con el año pasado. Este incremento posiblemente es el resultado de los despidos y la reducción de tamaño de las galerías medianas”, señala el reporte.

Las principales vías de ingresos han cambiado

La información arriba detallada generó otro de los datos destacables del estudio: el reordenamiento de las canales de ingresos para las galerías.

En comparativa con el 2019, mientras que las compras de clientes habituales se mantuvieron en el primer lugar, las ventas generadas por los recorridos presenciales fueron desplazadas del segundo lugar por los ingresos a través de sitios en línea. Los recorridos descendieron al cuarto peldaño.

La presencia de las galerías en ferias de arte ocupaba el tercer sitio en ingresos, sin embargo, en el 2020 fueron la parte más afectada del mercado. Después de los efectos de la pandemia y la imposibilidad de los encuentros de tal magnitud, las redes sociales ocuparon el tercer sitio y las ferias quedaron relegadas al sexto peldaño.

“A pesar de que era predecible que la industria vería una reducción de las ventas en ferias en el año, el incremento de las ventas a través de las redes sociales era inesperado. El presupuesto promedio para el marketing de las galerías a través de las redes sociales incrementó 92% comparado con el 2019”, indica el estudio.

En el sexto lugar de ingresos para las galerías se mantuvieron aquellos provenientes de los mercados de arte en línea, como la propia página de Artsy. En el último escalafón se mantuvieron las ganancias provenientes de la intermediación de los asesores de arte.

La estadística seguirá cambiando

Al menos la primera mitad de 2021 tampoco luce prometedora para las ferias. La semana pasada la serie de ferias más importantes de arte moderno y contemporáneo en el mundo, Art Basel, anunció que retrasaría de junio a septiembre la realización de su encuentro matriz, en Suiza, excusando múltiples incertidumbres en el primer semestre por el inicio de las campañas de vacunación en la gran mayoría de los países.

En México sucedió algo similar. La organización de la feria Zona Maco, una de las más grandes de arte moderno y contemporáneo en América Latina, anunció la cancelación de su edición 2021 programada del 28 de abril al 2 de mayo, dada la previsión con base en las circunstancias actuales de la emergencia sanitaria.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx