El nuevo trabajo de Alejandro Molina, Los presentes, es una cinta familiar, de pasiones inconclusas y de leyendas mexicanas, que involucran a dos maravillas de México, los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

La película nos cuenta la historia de Ana, una actriz de 30 años que participará en la obra de Hamlet, que la unió con Eduardo, su esposo y padre de su hijo. El problema inicia cuando Ana despierta al espíritu de Ofelia, literalmente, lo que transforma sus emociones hasta el punto de colapsar. México y los volcanes, serán testigos y, a la vez cómplices, en las relaciones familiares de Ana.

En entrevista exclusiva con El Economista, el director Alejando Molina nos comentó que parte de la inspiración para filmar cintas que reflejen el amor familiar viene de su tío. “En mi infancia tenía un tío que se llamaba César, él me regalo dos películas cuando era muy chico, una fue Secretos de un matrimonio de Ingmar Bergman, esa película vi muchas veces de los 15 en adelante. Es una visión sobre lo que pasa dentro de un matrimonio”, comentó.

Respecto a Los Presentes, cinta en la que participan las actrices Camila Selser y Marianna Burelli, nos contó que filmar, fue una experiencia que disfrutó mucho, a pesar del apretado de los recursos económicos. “El presupuesto para la cinta no fue mayor a 600 mil pesos, ya con preproducción, producción y posproducción. Trabajé con puros estudiantes de cine en la parte técnica, porque dirijo una escuela que se llama Arte 7 y quería vivir esta experiencia con alumnos egresados. Sobre todo, porque era una película que tenía que hacer y ya no podía esperar más tiempo para buscar fondos. Tuve la oportunidad de conseguir algo de dinero y así fue el proceso, muy independiente y largo”.

El presupuesto es un problema que enfrentan muchos cineastas mexicanos, a pesar de que hay excelentes creativos entre nuestros compatriotas. “Me parece que hay muy buen cine mexicano y muchas veces no se ve en México.  Es muy complicado exhibir porque pocas veces encuentras espacio en las salas comerciales y porque en general tenemos una idea de qué es el cine comercial o de mass media; entonces el público va a ver estas películas, dejando fuera el cine que se narra de diferente forma. Que es muy bueno, que le va muy bien en festivales, y gana muchos premios. Pero estas películas luego no encuentran exhibición. Creo que es un tema social, de difusión y de comenzar a darle un chance a abrir los ojos para ver este cine”, mencionó.

“El presupuesto nos ayuda mucho a los cineastas, a la industria del cine en México y bueno vamos encontrando nuestro lugar. Yo llevo en el cine 20 años y hemos encontrado la forma de hacer cine, sea con presupuesto del estado, por dinero de riesgo, independiente, sin dinero; se ha hecho entre amigos, entre alumnos. Y ahorita con la cantidad de plataformas digitales, va encontrando su lugar, nos gustaría que fuera más”, finalizó.

Los presentes se está exhibiendo en la Cineteca Nacional, Casa del Lago, Film Club Café, IPN, Cine Club Condesa, Faro Aragón y Faro Tlahuác.

[email protected]