Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) se comprometió a eliminar acuerdos de exclusividad en contratos de venta de boletos con terceros y no podrá operar inmuebles nuevos de terceros para eventos en el valle de México con aforos superiores a 15,000 personas.

Así lo informó la empresa que dirige Alejandro Soberón en un reporte a la Bolsa Mexicana de Valores: “Para terminar el proceso de investigación, CIE y sus subsidiarias controladas ofrecieron compromisos para modificar ciertas prácticas comerciales y prevenir futuras acciones anticompetitivas”.

Según el documento, el pleno de la Cofece resolvió favorablemente y sin imposición de multas la propuesta de compromisos, otorgando a CIE y sus subsidiarias controladas el beneficio de dispensa absoluta respecto de las prácticas objeto de la investigación.

Con esto se pone fin a la investigación que comenzó en mayo del 2016, cuando la Cofece informó que analizaría presuntas prácticas monopólicas absolutas en la industria del entretenimiento.

La investigación fue sobre la producción y promoción de espectáculos en vivo, operación y administración de centros para espectáculos en vivo y distribución y comercialización automatizada de boletos.

“Estamos renunciando a las exclusividades en contratos con terceros. A la fecha, son 350 contratos de exclusividad en total y representan 60% del negocio de Ticketmaster”, dijo Jaime Zebada, CEO de CIE, a El Economista.

Es importante destacar que México es el primer país que elimina estos acuerdos de exclusividad en la venta de boletos, explica el empresario, “en otros países se considera normal, una forma de retribuir las enormes inversiones en tecnología y logística que implica la comercialización de boletos. Llegar a un acuerdo significa para nosotros eliminar un factor de incertidumbre. Nos permitirá enfocarnos en nuestras tareas sustantivas: somos una empresa competitiva y no nos afecta la resolución. Sabemos competir”.

El Economista solicitó a Cofece más detalles, pero señalaron que “una vez que comunicamos a los agentes económicos no podemos pronunciarnos hasta después de 24 horas”. (Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta).

CIE, que vende más de 16.5 millones de boletos al año, organiza alrededor de 172 eventos, controla 12 inmuebles y organiza 16 festivales, entre muchas otras actividades, dichas medidas (o acuerdos) no le impedirán seguir operando como hasta ahora.

¿Cómo funcionaban las exclusividades?: Si un festival de música se acercaba a Ticketmaster, la empresa le pedía una exclusividad de entre tres a cinco años, pero ahora no podrá hacerlo. Uno de los temas que se criticó era el control que tenía CIE sobre el Auditorio Nacional. Un promotor se veía obligado a vender sus boletos sólo con Ticketmaster, pero eso cambió.

En el tema de los inmuebles, CIE opera el Palacio de los Deportes y el Foro Sol, por lo que la indicación de no operar nuevos recintos con aforo superior a 15,000 personas los tiene sin cuidado.

De hecho, en la CDMX hay dos lugares que rebasan ese aforo: la Arena Ciudad de México y el Estadio Azteca. La primera es operada por su competencia, Zignia Live; el Azteca no es un lugar común para conciertos, aunque de manera esporádica CIE lo contrata para este fin, como sucedió con Shakira recientemente.

La resolución de la Cofece señala que CIE podrá desarrollar nueva infraestructura. Dicho acuerdo tendrá una vigencia de cinco años.

CIE, sin multas

Durante años, OCESA ha sido acusado de prácticas monopólicas en la industria: control de recintos, condicionar la venta de boletos con sus preventas con tarjeta de crédito y Ticketmaster, pero no se ha probado. Ahora la Cofece no impondrá multas y sólo vigilará las operaciones.

Actualmente, en la industria, la competencia es más sana: una de las más fuertes es Zignia Live, que utilizó el mismo esquema de negocios de CIE y construyó su Arena Ciudad de México.

Además, cada día hay más promotores independientes, sistemas de boletajes (StubHub, Super Boletos, eticket, etcétera) y nuevos recintos para espectáculos (con distintos aforos) que quieren una rebanada del negocio que OCESA creó y profesionalizó hace 25 años.

Hoy, la empresa de Alejandro Soberón es el cuarto promotor de espectáculos más importante del mundo, según datos de Pollstar en la categoría de Worldwide Ticket Sales Top 100 Promoters.

¿Qué dice la ley?

La Ley Federal de Competencia establece como prácticas monopólicas relativas aquellos actos, contratos, convenios o procedimientos que realizan una o más empresas con poder sustancial, con la intención de desplazar indebidamente a otros agentes económicos del mercado relevante o alguno relacionado, impedir su acceso o establecer ventajas exclusivas a favor de una o varias personas, por ejemplo, mediante segmentación de mercados por territorio o clientes, fijación de precios de reventa, compras o ventas atadas, exclusividades, negativas de trato, boicot, depredación de precios, subsidios cruzados, discriminación de precios y elevación de los costos del rival.

Resolución

“La Cofece resolvió favorablemente y sin imposición de multas la propuesta de compromisos, otorgando a CIE y sus subsidiarias controladas el beneficio de dispensa absoluta respecto de las prácticas objeto de la investigación”.

A) CIE elimina acuerdos de exclusividad en contratos de venta de boletos con terceros. Dicho acuerdo tendrá una vigencia de 10 años, revisable en el tiempo.

B) CIE no podrá operar inmuebles existentes de terceros para eventos en el valle de México, con aforo superior a 15,000 personas.

vgutierrez@eleconomista.com.mx