Su nombre es Pere Soto, guitarrista y compositor autodidacta, calificado como el dream team entre las bandas del estilo hot club of France. Uno de los pioneros del estilo gypsy jazz en su tierra natal, España. Sus primeras experiencias musicales fueron en el rock, el blues, la música brasileña y el jazz. En 1989, ya con una larga trayectoria en España, emprendió la aventura en la escena musical europea para luego, en 1992, pasar a Estados Unidos y México.

Yo descubrí esta cosa que es casi espiritual a los 13 años. De repente me sentía mal, me sentía deprimido y descubrí que agarrando la guitarra y componiendo una canción se me pasaba todo , comentó Soto para El Economista.

Un artista es una persona especial , que encuentra la inspiración hasta en las cosas más pequeñas, en los momentos más raros e inusuales. Soto menciona que hay ocasiones en las que la inspiración tan sólo llega, es algo que no puedes controlar, el músico esta poseído por la música, no hay forma de escaparse. A veces es un gran problema, porque te enamoras tanto de una canción que no puedes dormir, tienes que levantarte y volver a tocarla, una y otra vez.

Recuerdo una vez viajando de Barcelona a Holanda, yo iba conduciendo y me comencé a cansar de la música, no podía más, así que decidí apagar el casete, cuando me di cuenta que lo había olvidado en casa, no había nada en la radio, lo que pasaba era que la música estaba en mi cabeza , agregó.

Pere Soto cuenta con más de 800 composiciones, la gran mayoría precisamente en el jazz gitano, que considera su especialidad dentro de la música, debido a su gran admiración por aquel músico y maestro en el género, Django Reinhardt, quien estaba impedido de dos dedos.

El artista es una persona inteligentemente desequilibrada, porque sabe que algo le está pasando, pero en lugar de decir estoy mal, dice: voy a crear algo. Es como un problema psicológico, igual que el amor, te enamoras mucho hasta que ves que no te gusta y ya no .

Un día de concierto

Uno como asistente tan sólo llega, toma su lugar en el auditorio y ve el concierto. Nos imaginamos que el artista en escena tan sólo aparece temprano, hace un par de ensayos, comienza el concierto y se acabó. Soto nos dice que para un músico el concierto no comienza ese día, La gente sólo ve el trabajo del día del concierto, pero para mí el concierto comienza diez días antes, entre giras de medios, la preparación, los ensayos .

De igual manera, comentó que un día en escena es como cualquier otro en su vida, no hay nervios; no hay tensión porque eso provoca estrés y no es lo mejor cuando estás creando frente a tantas personas.

Algunos de los valores que el practica y que cree que son fundamentales para un músico son la ausencia de materialismo y la honestidad. Ser quien eres, reflejar tu personalidad al realizar tu trabajo.

Hay que adaptarnos ?a los nuevos tiempos

Si bien hoy en día las redes sociales y los portales de descarga musical se utilizan más, Pere Soto piensa que es una muy buena plataforma para que los artistas que quieren hacer algo y no tienen la oportunidad de que una discográfica los volteé a ver se pongan a trabajar, ahorita, ese artista, si sabe moverse y tiene cierta calidad, puede despuntar en internet .

Con respecto al intercambio de archivos de internet, éste lo remonta a aquellos tiempos en que las personas se prestaban o intercambiaban discos, el intercambio de archivos es muy bueno, siempre y cuando no se lucre. No puedes decir que todo mundo es pirata, intercambiar es hasta promoción gratis.

Lo que no puedes hacer es romper con el progreso de la tecnología, debemos adaptarnos a los nuevos tiempos , agregó.

Una velada romántica, ?un viaje en el tiempo

En esta ocasión Pere Soto llega para ofrecer al público mexicano un concierto que promete ser una velada romántica. Un viaje hacia los años 40, época de Django.

Lunario

Reforma y Campo Marte,

a un costado del Auditorio Nacional,

Jueves 4 de febrero, 9 pm. ?

Entrada: $500