¿Qué secreto esconde la famosa prisión de Alcatraz?, es la premisa con la que J.J. Abrams (Lost) vuelve a jugar para producir una serie con elementos policiacos, de acción y sobrenaturales… Un combo que desde el primer capítulo de la serie atrapa al espectador.

Abrams sorprende con la historia de lo que les sucedió a 302 reos, los cuales, el día del cierre de la prisión más famosa del mundo, desaparecieron sin dejar rastro.

Una detective (Sarah Jones) investiga un crimen y encuentra la huella de un reo que se supone murió hace 30 años. Con la ayuda de Diego Doc, especialista en Alcatraz (Jorge García) y de un misterioso agente del gobierno, Emerson Hauser (Sam Neill), iniciará la búsqueda de estos criminales que se supone habían muerto…. Pero ahora están de regreso.

La mezcla de Abrams para Alcatraz no tiene desperdicio, utiliza los elementos necesarios para capturar al televidente, dejen de lado la razón por la que los prisioneros están de regreso para vengarse.

La pregunta más inquietante es ¿quién se los llevó y porque siguen iguales 40 años después?

¿Recuerdan a los famosos los otros de Lost?, pues la premisa vuelve a funcionar en Alcatraz, además, existe un misterio alrededor de los personajes, claro, Abrams cuidará hasta el último capítulo su secreto… Pero dejará ver poco a poco lo que podría ser.

Obviamente, J.J Abrams recurre a herramientas que ya le han dado resultado: gente que no envejece, una isla y sucesos extraños, como lo hizo en Lost. Sin embargo, en el primer capítulo, la acción tiene mucha mejor factura, J.J ha aprendido mucho en estos años y la serie es un producto redondo que ya probó su éxito con 10 millones de espectadores en Estados Unidos el día de su estreno.

Sólo esperamos que J.J Abrams y los intereses económicos no provoquen que su nueva serie se alargue y tenga capítulos de más, como sucedió con Lost. Alcatraz se convertirá en el nuevo fenómeno de la televisión; véala hoy a las 10 de la noche por Warner Channel.

[email protected]