Sólo han transcurrido unos minutos desde que un grupo de viajeros se aventura a seguirle la corriente al río Amacuzac, en Morelos, cuando el guía da la primera indicación, ahí está el primer rápido, es pequeño, no olviden remar al mismo tiempo, recuerden que el trabajo en equipo los mantendrá a bordo de la lancha .

Segundos después se escuchan risas, tal vez de nervios o de emoción. Sortearon bien el primer rápido.

Aquí las aguas a veces son mansas y otras tan rápidas que desafían a cualquiera, tengan confianza, pero nunca pierdan de vista el agua, y recuerden las indicaciones de cómo remar correctamente, cómo sentarse y hasta cómo nadar en caso de perder el equilibrio y caer al agua , comenta el guía mientras sonríe.

La ventaja del Amacuzac es que cuenta con rápidos para toda la familia, de hecho, el caudal está dividido en dos secciones: alta y baja.

La parte alta del río puede ser navegada por niños desde cinco años en adelante, pues en esa zona las corrientes no son muy fuertes.

El trayecto de 12 kilómetros permite a los viajeros no sólo disfrutar de la diversidad del paisaje, sino de aprender a trabajar en equipo, pues atraviesan más de 20 rápidos y, para no caer, deben remar juntos.

Durante las casi dos horas y media de recorrido, los viajeros se deslizan por los rápidos conocidos como el Quita crudas, Tumbaburros, ‘Ta cañón, Una vez más, La licuadora y el Gran hoyo.

Para la seguridad de los visitantes, los ríos se clasifican en seis clases en orden ascendente desde los tramos más dóciles hasta los más rápidos.

Además, esta aventura da la posibilidad de disfrutar los paisajes llenos de cascadas, lagunas, ríos, rocas con formaciones asombrosas, petroglifos que sobresalen de entre las ramas de los árboles, así como una vasta diversidad de animales que habitan la zona, como las nutrias, mapaches, halcones, águilas y garzas blancas.

Para los amantes de la adrenalina, la sección baja es ideal, pues son de clase tres y cuatro. Esta parte del río sólo pueden navegarla mayores de 14 años, ya que los rápidos son más fuertes y emocionantes.

Los 12.5 kilómetros de trayecto no sólo resultan excelentes para descenso en lancha, también para apreciar los exuberantes paisajes de la selva baja, ya que 90% del ecosistema del sur del estado se caracteriza por la gran diversidad de su flora y fauna.

El guía anuncia que la aventura que inició en la comunidad de Tehuixtla está por terminar, disfruten de la corriente del último rápido, remen todos juntos y por favor, no olviden sonreír para la foto .

Hospedaje

Las Mañanitas

www.lasmananitas.com.mx

  • Ricardo Linares 107, Centro, Cuernavaca, Morelos.
  • Tel: (01777) 314-1466

Hacienda de Cortés

www.hotelhaciendadecortes.com

  • Plaza Kennedy 90, Atlacomulco, Jiutepec, Morelos.
  • Tel: (01777) 315-8866

Ex Hacienda de San Gabriel de Las Palmas

www.hacienda-sangabriel.com.mx

  • Carretera Federal Cuernavaca - Chilpancingo kilómetro 41.8, Amacuzac, Morelos.
  • Tel: (01734) 348-0636

Restaurantes

Cuernavaca Jardín

  • Matamoros 100-1, Centro, Cuernavaca, Morelos.
  • Tel: (01777) 318-6819

Casa Hidalgo

  • Jardín de los Héroes 6, Centro,
  • Cuernavaca, Morelos.
  • Tel: (01777) 312-2749

El Callejón

www.vrosahotel.com.mx

  • Segunda Privada de Humboldt 6, Centro,
  • Cuernavaca, Morelos.
  • Tel: (01777) 312-9225

RECORRIDOS

  • Alto Amacuzac. Para toda la familia, pues pueden hacerlo niños desde cinco años.
  • Bajo Amacuzac. La travesía está envuelta entre la exuberante vegetación, pero en ambos tendrán la emoción de navegar entre los rápidos con seguridad.

PRESTADORES DE SERVICIO

  • México Outdoor Adventure

www.mexicooutdooradventure.com

  • Tel: (01800) 728-4312

¿Cómo llegar?

  • Tomar la Autopista México-Cuernavaca, seguir por el entronque Tequesquitengo y desde ahí se debe continuar hasta la desviación para Tehuixtla.

Rafting en ríos nacionales

México cuenta con varios ríos que durante la temporada de lluvias aumentan su caudal y hacen posible la práctica de descenso en lancha. Hasta finales de noviembre, los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Tabasco y Oaxaca son ideales para la práctica de este deporte.

Veracruz

  • Cuenta con una diversidad de sitios donde se puede practicar. Entre los caudales navegables están el río Actopan, con rápidos de clase dos y tres; el caudal Antigua, dividido en tres secciones: Barranca Grande, Pescado y Antigua; el río Filobobos y el río Costa de Oro, ambos con rápidos de clase dos y tres.

San Luis Potosí

  • El río Tampaón es idóneo tanto por sus rápidos de clase dos y tres como por el color turquesa del agua, conocido en su parte alta como río Santa María. Durante el recorrido hay un punto donde el agua toma un cauce subterráneo formando el Puente de Dios, una fosa de casi 100 metros de ancho.

Oaxaca

  • Los ríos Copalita y Zimatán se encuentran muy cerca de Huatulco y ambos nacen en la Sierra Madre del Sur y desembocan en el mar. Los niveles de estos ríos dependen del tramo que se recorra, la extensión navegable de ambos ríos es de 15 a 20 kilómetros aproximadamente y se pueden encontrar rápidos desde clase uno hasta cinco.

Tabasco

  • El cañón del río Usumacinta, ubicado al sur del municipio de Tenosique, desde el puente Boca del Cerro, cuenta con impresionantes paisajes y es considerado uno de los mejores sitios del estado para practicar rafting, así como para disfrutar de la exuberante vegetación.

Chiapas

  • El río Lacanjá es el escenario de esta aventura, donde los viajeros navegarán por remansos de agua y por varias cascadas, las más altas tiene una altura de 2.5 metros. Mientras desafían el caudal podrán admirar la exuberante vegetación. El trayecto incluye visitas a zonas arqueológicas, cuevas, así como la posibilidad de internarse en la selva Lacandona.

arcelia.lara@eleconomista.mx