Paola Izquierdo nunca había querido ser la gorda de la película , sin embargo, ahora que se encuentra trabajando en la obra #Nosoygorda! ha encontrado muchas gratificaciones, entre ellas, el agradecimiento del público: Hace poco platicaba con una amiga sobre la alegría de que se acerque alguien del público y te diga, ‘yo salí diferente, salí relajada con respecto a mí’. Es una gran alegría y me mueve, me toca y me motiva. Eso es lo que me hace muy feliz , dice la actriz.

#Nosoygorda! de María Chayo, estelarizada por Paola bajo la dirección de Morris Savariego, es un monólogo que gira en torno a una mujer que debe ir a terapia porque hay algo que le incomoda y no sabe qué es. Descubre que tiene una fobia a las figuras redondas, y dentro de esas figuras está su cuerpo.

Es una obra sobre etiquetas y estereotipos. No se trata de negarlo, pero sí de renunciar a la etiqueta y decir ‘soy muchas más cosas, no sólo soy nerd o gorda o rubia’. Se trata de la aceptación del cuerpo y de uno mismo... buscar el amor en eso que somos y que tenemos La obra habla de la posibilidad de amarse y con el amor proveerse de placeres, no sólo físico, sensual, sino sensorial; vamos, hasta de disfrutar la comida. Comer es un placer, y lo sufres cuando tienes sobrepeso , te esconde o te niegas la posibilidad porque estás haciendo dieta o sientes mucha culpa .

Es una comedia muy ligera y apenas toca superficialmente el tema. Y es un tránsito entretenido del personaje. Hará que las personas se puedan ver reflejadas. No es (necesariamente) para alguien que está pasado de peso, sino para alguien que tiene una incomodidad, alguien que se sienta que es muy chaparro o con muchas canas... siempre hay algo que quisiéramos cambiar de nosotros, y pensamos que si lo cambiamos seríamos felices, pero no es así .

La actriz aborda el tema del sobrepeso desde las concepciones sociales: El sobrepeso lleva a muchos a vivir situaciones de ansiedad y puede llevar a la muerte o a la incapacidad laboral. Y es importante hablar de esto. Justo es un buen momento porque exigimos derechos para muchas cosas y para muchas personas. La gordofobia está normalizada. Pensamos que todos tenemos derecho a opinar sobre el cuerpo del gordo .

Internet es un espacio donde la crítica y el uso de etiquetas es el pan de cada día, pero se trata de decir ‘tengo tanto derecho a existir y a amar, y a ser amado, y merezco vivir sin ser criticado y buleado por algo que es sólo un aspecto de mí’. Y bajar de peso no es sólo voluntad, hay muchos factores,que pueden ser sociales, genéticos... , finaliza Paola.

#Nosoygorda! se presenta todos los domingos en el Círculo Teatral (Veracruz, colonia Condesa), a las 6 pm, hasta abril.

@faustoponce