La variante Ómicron (B.1.1.529) de Covid-19 fue detectada por primera vez en Sudáfrica el 9 de noviembre. Carol Perelman, química, divulgadora de la ciencia y miembro de la Somedicyt, explica que las autoridades fueron muy rápidas en avisar al mundo sobre la preocupación de esta variante porque acumulaba más mutaciones que las demás variantes que ya conocíamos, también es una variante que se sale por completo del árbol genealógico viral y hace un salto evolutivo.

Ómicron también ya está presente en Australia, Hong Kong, Alemania, España, Italia, Bélgica. En México y países del continente ya se busca de manera intencional, Canadá y Brasil ya reportaron dos casos cada uno.

Conforme a la evidencia disponible, algunos especialistas piensan que este virus se pudo gestar en un país con baja detección viral o en un paciente inmunocomprometido. Lo que preocupó a los científicos fue que las mutaciones que tiene, se comparte en nueve ocasiones con variantes que ya conocemos, como alfa, beta y gamma, que son de preocupación, ya sea porque son mutaciones que evaden la inmunidad o porque le confieren mayor transmisibilidad, lo que lo hace un virus mucho más contagioso.

Este virus presenta 50 mutaciones en general y más de 30 en la proteína spike (S), mientras que otras tienen entre 11 y 13 mutaciones, “hay que recordar que se tratan de las espículas que hacen que el coronavirus parezca que tiene una corona y estas proteínas son las que permiten la infección”.

Perelman agrega que todavía no sabemos si esto causa una enfermedad más severa o no, tampoco si es capaz de evadir la inmunidad y si es transmisible o no, aunque sobre este último punto hay avances pues en Gauteng,  una de las provincias de Sudáfrica, hubo incremento importante de casos y es donde se detectó la variante en 77 personas. Esto llamó la atención porque desplazó a la variante delta, que ya es mucho más contagiosa que el virus original y ahora predominante, en México se registra en 99% de los casos.

Entonces, una variante que pudiera desplazar a delta sería más contagiosa que esta. Podría representar 500% más contagio, “por ello es importante tomar medidas y bajar nuestra exposición en tanto entendemos si es o no más severa”, dice la especialista.

El doctor Unben Pillay, médico general en la provincia Gauteng, reveló que hasta ahora han sido casos muy leves, en que los pacientes muestran síntomas similares a los de la influenza, tos seca, fiebre, sudores nocturnos y dolores corporales. Agregó que la mayoría han sido atendidos en casa. Sin embargo, Perelman recomienda cautela para ir identificando los síntomas en personas, por ejemplo, con mayor riesgo de complicaciones por Covid-19. Por eso es que muchos países han cerrado sus fronteras y limitado los viajes, “con esto ganamos tiempo para tener herramientas y tomar mejores decisiones”, apunta.

Es importante mencionar que en Sudáfrica sólo el 5.7% de la población está vacunada, mientras que en el mundo la media es de 54%,  esta baja vacunación, aunada a la cantidad de casos y el bajo monitoreo propicia la generación de variantes, dice Perelman.

Perelman concluye que aunque Ómicron no necesariamente esté cerca de nosotros, desafortunadamente la pandemia no ha terminado, “esperamos que la severidad de esta variante sea tan leve que aunque sea contagiosa podamos hablar quizá de un fin de la pandemia”, pero aún hay dudas que responder por lo que pide continuar con las medidas como usar cubrebocas, buena ventilación, no multitudes y pruebas constantes, para minimizar el riesgo. 

¿Llegará a México la variante?

El doctor Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM, dice que es “prácticamente imposible” detener la aparición de Ómicron en México porque “puede llegar por cualquier lugar y no podemos saber por dónde entrará”.

Debemos “acordarnos que las variantes entran a México con algunas semanas de retraso. Es una mala noticia que aparezca una nueva variante y que puede ser peligrosa. La buena noticia es que las variantes Ómicron, Delta, Alfa, Gama y el virus original, todos se previenen de la misma manera”.

Dijo que “es prematuro saber qué pasará con la variante Ómicron, pero la aparición de nuevas variantes es un fenómeno que seguiremos viendo de manera cíclica: alguna de las que se generen se convertirá en la variante más exitosa y en ese camino va a provocar olas epidémicas. Tenemos que seguir con lo que ya estamos haciendo, y seguir cuidándonos es fundamental”.

nelly.toche@eleconomista.mx

kg