Desde 2009 las naciones desarrolladas se comprometieron a transferir a los países en subdesarrollo 100,000 millones de dólares en 2020, para ayudar a enfrentar el cambio climático y reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual es una meta que no se ha cumplido y debe seguir poniéndose en la mesa para que se cumpla, pero esa cantidad no va a alcanzar para financiar lo que se necesita, expuso la gerente de Financiamiento Climático de Climate Policy Initiative (CPI), Sandra Guzmán.

La también fundadora del Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC) destacó que uno de los grandes temas que se van a discutir en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), que se realizará del 1 al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, Reino Unido, tiene que ver con la nueva meta de financiamiento, la cual se debe aprobar hacia 2025.

Dijo que es necesario aumentar radicalmente la ambición de reducir 45% las emisiones de gases de efecto invernadero a 2030, lo cual va a implicar fuertes cantidades de inversión en todos los sectores.

Por ello indicó que es necesario hacer análisis en cada uno de los países para saber cuánto va a costar la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (CND) para lograr la meta de mantener el incremento en la temperatura de la tierra en no más de 1.5 grados. 

Lo relevante es que se deben conocer esas cifras con el fin de establecer metas basadas en evidencia, de acuerdo con las necesidades reales de los países, abundó.

Al participar en la reunión Pre Cob26 de la sociedad civil, organizada por Iniciativa Climática de México (ICM) y otras organizaciones, aseveró que es necesario que esas nuevas metas no privilegien solo más medidas de mitigación, sino lograr un balance con la adaptación.

Mencionó que, si bien estamos viendo a escala internacional un flujo cada vez mayor de financiamiento sostenible, lamentablemente se están canalizando a actividades intensivas en carbono.

Por ello, recalcó, hablar de financiamiento climático sostenible no implica hablar solo de los bonos emitidos, sino de la descarbonización del sistema financiero mundial.

Si eso no ocurre y no desaceleramos las actividades intensivas en carbono, no habrá trillones de dólares que alcancen para lograr la meta del 1.5 grados recalcó.