La cantante y actriz estadunidense Miley Cyrus, quien está en México para ofrecer dos conciertos, dijo estar en contra de que su música se vincule con la política, luego de que su canción "Party in the USA" fue utilizada como himno de celebración tras la muerte del jefe de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

"No quiero juntar la figura de Osama Bin Laden con mi canción, aunque mi tía Dolly dice que cualquier publicidad es buena y en cualquier circunstancia. Políticamente no tengo ningún comentario acerca de esto, no me interesa darle las gracias a Osama por hacer de mi tema el número uno en las listas de popularidad", aseguró.