Las Vegas. En el marco de la Virtuoso Travel Week, que reúne cada año a la industria de los viajes de lujo, compradores y vendedores se dio a conocer que Los Cabos es el destino predilecto de los viajeros mexicanos con alto poder adquisitivo.

Durante el evento, Rodrigo Esponda, Director General del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos, comentó en entrevista para El Economista, por qué este destino es el de mayor crecimiento en México.

—¿Cómo están promoviendo Los Cabos en la Virtuoso Travel Week?

—Para Los Cabos la Virtuoso Travel Week es importantísima. Es quizás el socio más fuerte en nuestra promoción internacional por el perfil del viajero y porque ocho hoteles del destino son parte de la red Virtuoso.

La oferta hotelera y la de servicios es la que está buscando tendencias como la gastronomía, la sustentabilidad, la naturaleza y el contacto con la comunidad en cuanto a las experiencias únicas. La inversión que nosotros hacemos de promoción es muy fuerte. Los destinos que participan en el evento son del nivel más alto dentro de México. Además, participamos de manera global como destino en eventos que ellos organizan en su red en Sudamérica, Europa, Asia, México, Norteamérica. Nos dan el número de negocio que generó el destino al final del año a través de la red. Entonces la inversión es 100 a uno.

—¿Cuál fue la inversión para participar en Virtuoso?

—Invertimos 200,000 dólares en el año. Eso solamente en los canales de marketing, es decir, en algunas opciones complementarias. En este evento tuvimos un lunch con 600 agentes de viajes o advisors y trajimos a un mixólogo del destino para que hiciera una demostración. Invertimos otros 100,000 dólares en gastos complementarios de la inversión que se hace.

—¿Cuál su opinión sobre el turismo de lujo en México?

—Es un movimiento fuertísimo. En Los Cabos está creciendo el flujo internacional de los visitantes 4% y las llegadas de viajeros en aviones privados 17%, es decir, 4 veces más está creciendo el sector que está llegando en avión privado desde diferentes partes del mundo.

Este viajero llega en aviones privados, busca los hoteles y los servicios de lujo. Obviamente la derrama que le genera al destino es muy grande porque están acostumbrados a contratar transportación, botes y chefs que les van a cocinar experiencias únicas.

—¿Cuáles serán las próximas aperturas de hoteles?

—En cuanto a la apertura de nuevas propiedades de lujo se han llegado a abrir el mismo día un Ritz-Carlton Reserve y un Four Seasons. Aman, SO/ Los Cabos, St. Regis y Park Hyatt. están en construcción. Tendremos un Caesars, pero también hay algunas marcas mexicanas como Villa La Valencia o Garza Blanca. Se acaba de abrir el primer Montage en México. Los Cabos es uno de los lugares en el mundo que más está atrayendo a este gran número de hoteles de superlujo y habla de la confianza de los inversionistas. Acaban de comprar The Resort at Pedregal que están convirtiendo en Waldorf Astoria.

Nobu y Hard Rock son los que acaban de abrir. Los que van a inaugurarse el primero de noviembre de 2019 son Four Seasons y Ritz-Carlton Reserve.

—¿Considera a Los Cabos el destino con mayor crecimiento en México a nivel turístico?

En México por supuesto. En el sentido de lo que proporcionalmente está creciendo, es decir, nosotros tenemos 18,000 cuartos en el destino; 4,000 de ellos han entrado en el último año como el hotel Nobu. Además, por la inversión por cuarto sería muy difícil encontrar otro destino igual.

Se están creando experiencias únicas que están a la par del viajero que está yendo a esta calidad de hoteles, es decir, el que está buscando pagar 1,500 o 2,000 dólares por una noche de hotel. Lo que busca es una experiencia que le cambie la vida y que lo compenetre con la cultura. Tenemos, por ejemplo, un programa que se llama Meet the Locals. Contamos con una lista de 20 artistas o gente que tiene alguna habilidad única en el destino para que lleguen los grupos de visitantes y estén con ellos mientras el artista hace alguna demostración.

—¿Cuál es el perfil del turista premium que llega a Los Cabos?

—Precisamente es gente que está buscando conocer elementos auténticos, integrarse con la comunidad. No quieren cosas artificiales, desean además hacer deporte. En Baja California Sur pueden encontrar comida sana. Es el estado número uno a nivel nacional en producción de vegetales orgánicos.

Quieren estar en contacto con la naturaleza, hacer ejercicio, ver algún fenómeno que pueda suceder en el cielo. Esas son las actividades que están buscando, tenemos granjas orgánicas. Sabemos que el 70% de los viajeros que van a Los Cabos salen por lo menos una noche a un restaurante local y eso genera mucha más derrama.

—¿Están captando mayor turismo dado el problema del sargazo en la Riviera Maya?

—Yo creo que el turista es distinto. Nosotros tenemos un mercado natural en la Costa Oeste de Estados Unidos. Estamos a menos de dos horas y obviamente California es nuestro mercado natural que representa el 40% de todo el viajero que va a Los Cabos. El de Texas es el 15 por ciento. Entre los dos estados es el 55 por ciento. El producto es distinto porque en Los Cabos los hoteles son chicos. El hotel más grande tiene 500 habitaciones, pero el promedio son 200 habitaciones. Los viajeros que llegan a Los Cabos están buscando una atención más personalizada en el servicio. El clima es distinto porque nosotros tenemos desierto, montañas y mar. El acuario más grande del mundo es el mar de Cortés. Hay ballenas, tiburones, delfines, tortugas. Son experiencias únicas las que diferencian.

—¿Cuál es su búsqueda por la innovación?

—La innovación para nosotros está en el desarrollo de productos. Nos mantenernos a la vanguardia. Innovación en las experiencias que está buscando el turista.

—¿Cómo observa el turismo de lujo en México?

—Ha ido permitiendo que el país cambie su percepción a nivel general. Los turistas saben que, en —México, en los últimos 10 años, se han transformado los destinos y la oferta turística para estar a la vanguardia.

—¿Cuál es la facturación estimada para cerrar 2019?

—Al final del año pasado cerramos en tres millones de visitantes internacionales. Vamos a estar creciendo entre un 6 un y 7% en el flujo internacional. Tiene el mayor gasto per cápita, por ende, la mayor contribución a la industria turística a nivel nacional per cápita.

—¿En cuánto se traduciría en cifras?

—La tarifa promedio es de 300 dólares y además durante el año se ha incrementado la tarifa promedio en 15 dólares eso quiere decir que al momento en que se incrementa hay más derrama.

Tuvimos más o menos seis millones de cuartos noche el año pasado. Estaremos cerrando en seis millones trescientos mil cuartos noche y si se multiplica eso por 300 dólares por 70% de ocupación promedio, solamente en la parte de generación de facturación hotelera, representa una cantidad enorme.

Sabemos que en gastos complementarios como actividades y restaurantes se gastan en promedio por visitante 100 dólares diarios y nuestra estancia promedio son cinco noches. Entonces 500 dólares es lo que gasta en derrama, en gastos, obviamente pagó su avión, su hotel y su transportación dentro del destino. Solamente en lo que son compras, restaurantes y tours cada turista gasta 500 dólares. Tuvimos tres millones de turistas.

—¿Cuáles serán las tendencias del turismo de lujo para los Cabos en 2020?

—Estamos viendo dos principales: la gastronomía va a continuar desarrollándose, posicionándonos y diferenciándonos. Cada vez más las personas van a viajar por un motivo gastronómico. Van a visitar al chef para probar un ingrediente y tener una experiencia gastronómica o a visitar una granja orgánica.

La segunda experiencia que creemos va a ser más fuerte cada vez es la sustentabilidad. Baja California Sur ya pasó una ley para prohibir completamente el uso de plásticos y bolsas. Esto va a ser que la sustentabilidad tome cada vez más mayor relevancia. Los hoteles están mucho más conscientes. El reciclaje tiene que ser cada vez más fuerte.