El área de check-in en el Hotel at Midtown en Chicago se parece más a un club fitness de alto nivel que a un resort. Los padres van acompañados de sus hijos y los empleados se paran detrás de un escritorio de granito, y saludan a los huéspedes como si se trataran de viejos amigos.

Eso es porque se trata de un club deportivo. Un enorme y privado club fitness de tres niveles llamado Midtown Athletic Club, con acentos de madera, piedra y luz natural. En el cuarto y quinto piso del mismo edificio, hay 55 relajantes habitaciones de hotel (225 a 250 dólares por noche), incluyendo la V Suite, que pronto abrirá, diseñada por la firma de Venus Williams, V Starr Interiors, una firma de diseño de interiores especializada en lujosas residencias, hoteles y clubes de tenis.

Desde el momento en que ingresan los huéspedes del hotel son incentivados para hacer ejercicio de manera inmediata.

“No es como un hotel típico donde estás sentado en el vestíbulo y te sientes en un entorno efímero. Aquí sientes que eres parte del lugar”, dice Steven Schwartz, presidente y CEO de Midtown Athletic Clubs.

Y tiene razón. La energía en este lugar es contagiosa y más que suficiente para motivar a un huésped a aprovechar al máximo las extensas y atractivas instalaciones que van desde un patio fitness a 15 canchas de tenis cubiertas; de piscinas múltiples a simuladores de golf; de un estudio de alta tecnología para practicar ciclismo a una impresionante sala de yoga; de un estudio de pilates (con más de 200 clases por semana) a un anillo de boxeo; de campos de césped cubiertos y al aire libre a un spa. Y, por supuesto, del fantástico restaurante Chromium.

Los huéspedes del hotel tienen entrada a todos los privilegios de los miembros sin tener que pagar la cuota de membresía de 200 dólares por mes.

Otras opciones

Midtown Athletic Club es un club fitness de primera línea y a la vez un gran resort. Mientras que muchos hoteles ponen mayor énfasis en la aptitud física (colocando colchonetas de yoga y equipos de entrenamiento en las habitaciones y ofreciendo programas que les permiten a los huéspedes pedir prestado ropa y zapatos para correr), en Midtown Athletic Club, hacer ejercicio tiene un concepto encantador y novedoso.

Entre las opciones de hotel fitness el Houstonian Club en Houston también ofrece una amplia lista de comodidades. Usted puede pagar de 15,000 a 29,000 dólares por año para ser miembro o puede gastar alrededor de 340 dólares para pasar la noche en el Houstonian Hotel, Club & Spa y saborear de la buena vida, que incluye tres piscinas, nueve canchas de tenis, más de 200 clases a la semana en ciclismo, yoga y pilates y otras áreas; boxeo, y una pista al aire libre amortiguada que tiene poco menos de 1 milla de longitud y se conecta con senderos naturales cercanos. Además, hay cuatro restaurantes y un spa.

Los huéspedes del Los Angeles Athletic Club Hotel se alojan en una habitación (desde 259 dólares la noche) en los pisos superiores del edificio de estilo Beaux-Arts y pueden tomar el elevador (o, si lo prefieren, subir las escaleras) para ejercitarse en privado. Mientras que los miembros pagan de 122 a 185 dólares por mes. Todos los huéspedes del hotel están inscritos en una membresía llamada Olive Club, que permite el acceso a la casa club y a otras áreas.

“Tenemos un edificio de 12 pisos y nuestros tres pisos superiores son habitaciones de hotel y luego todas las otras plantas son comodidades e instalaciones deportivas”, dice Cory Hathaway, asistente del gerente general de LAAC. “Un hotel común tendría lo opuesto, eso nos distingue del resto”.

El placer y el deporte se dan la mano en este tipo de lugares. El poder de la mercadotecnia va encontrando los lugares indicados para el goce.