La realidad virtual y aumentada y, en general, las llamadas realidades inmersivas no sólo son usadas por la industria del entretenimiento. La industria farmacéutica y la automotriz, por poner sólo dos ejemplos, también han comenzado a añadir esta tecnología en sus procesos de negocio y ésta tendencia es la razón por la que el tema transversal de la tercera edición VR Fest MX 2018, el primer festival de Realidad Virtual en México, será la innovación social. 

El encuentro, orientado a desarrolladores, emprendedores y creadores de contenido y a cualquier persona que tenga curiosidad por vivir estas experiencias inmersivas, que tendrá lugar en la Universidad de la Comunicación los próximos 28, 29 y 30 de septiembre, atenderá problemáticas que afectan directamente a la sociedad, como el acoso sexual, la preservación de los arrecifes coralinos en México y la defensa de la vida animal.

De acuerdo con Gabriela Velázquez, productora del festival, uno de los objetivos del encuentro es que las personas vean que la realidad virtual no se reduce al entretenimiento, sino que puede servir para ayudar a la sociedad.  

Este es el motivo por el que se han sumado al festival proyectos como Restore Coral, una iniciativa que lleva cuatro años fomentando la innovación social y el uso de la realidad virtual para concientizar a las personas sobre el blanqueamiento y la pérdida de densidad de los corales, fenómenos que están destruyendo el Sistema Arrecifal Mesoamericano, ubicado en el Mar Caribe y que México comparte con Belice, Guatemala y Honduras.     

También participará Adagio, un proyecto del estudio de Realidad Virtual jalisciense TR360, que sirve para sensibilizar a las personas sobre las afectaciones que provoca la violencia de género en las mujeres, a través de una experiencia inmersiva en la que cualquier persona sentirá lo que vive una mujer en este tipo de situación.   

Además de conferencias sobre los proyectos y sobre los negocios que existen y que pueden hacer uso de la Realidad Virtual, el festival contará también con una zona Arcade en la que los asistentes podrán experimentar varios de los desarrollos de realidades inmersivas de países como México, Argentina, España, Estados Unidos, Canadá y Japón, entre otros.     

De acuerdo con Velázquez, se espera que asistan alrededor de 3,000 personas al festival y la entrada al evento tendrán un costo de 696 pesos para acceder a todas las actividades durante un día y de 1,392 pesos para entrar a todas las actividades durante los tres días. Cabe destacar que también habrá algunas conferencias, presentaciones y actividades gratuitas.   

Aunque no hay cifras específicas para México, de acuerdo con la consultoría Mordor Intelligence, la industria de la Realidad Virtual registró un valor de 3,130 millones de dólares durante el 2017. Además, en este año se vendieron 31 millones de headsets (lentes) de realidad virtual en todo el mundo y se espera que esta cifra alcance 45 millones de dispositivos en el 2018.  

“Una de las razones por las que se creó el VR Fest MX es proyectar a México como un escenario de innovación en esta tecnología en particular”, dijo Gabriela Velázquez.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx