El mismo día en que la empresa de transporte de origen chino Didi anunció el inicio de sus operaciones en Mexicali y Chihuahua, que se suman a su oferta en Toluca, Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México, Uber presentó una serie de productos que están orientados a ampliar el acceso a su plataforma a través de los medios de pago y de distintas formas de interactuar con su plataforma.

La noche de este martes, Uber anunció la llegada a México de Uber Cash, Uber Lite, Uber por teléfono y m.uber.com, todas opciones para alcanzar a la población mexicana no bancarizada y a quienes cuentan con teléfonos inteligentes (smartphones) de gama media o baja, que en muchos casos no soportan la operación de la aplicación original de Uber.

Entre las nuevas formas de pago de Uber en México se encuentra Uber Cash, una billetera electrónica que permitirá a los usuarios hacer depósitos por anticipado en tiendas Oxxo y Seven-Eleven a través de una tarjeta prepago. De acuerdo con la compañía, Uber Cash tendrá un lanzamiento gradual para usuarios de Uber en todo México a partir de la primera semana de diciembre de 2018.

También anunció sendas alianzas con Oxxo, Citibanamex y Visa, con la que a través de la aplicación Saldazo se podrán realizar pagos a la plataforma de Uber, lo mismo que con Walmart a través de su sistema de pagos Cashi.

Uber cuenta con 8 millones de usuarios y alrededor de 250,000 socios conductores —como llama a sus choferes— en México, lo que lo posiciona como el quinto mercado más importante de la compañía a nivel mundial.

“En toda la región, tenemos las mismas prioridades, que son promover el acceso para que todas las personas puedan tener la oportunidad de acceder a un transporte confiable y eficiente; promover la seguridad para que siempre tengan viajes seguros y, por último, la calidad. En esa medida vamos definiendo qué productos probamos en los diferentes países de acuerdo a donde observamos que podemos tener más tracción”, dijo Alfonso Amaya, en entrevista con El Economista.

Uber por teléfono, con el cual sólo es necesario contar con un celular —sin que este sea un dispositivo inteligente— y realizar la marcación *Uber (*8237) es un ejemplo de estos productos que se prueban en ciertos mercados para observar su capacidad de atracción de nuevos usuarios. Uber por teléfono se está probando en seis ciudades mexicanas, en Ucrania y está por lanzarse un piloto en India, según Amaya.

“De acuerdo a como nos vaya acá en México, vamos planeando los lanzamientos que vamos viendo relevantes para el resto de la región”, dijo.

Amaya afirmó que el nuevo producto m.uber.com, una página web con la que se podrá solicitar transporte desde una computadora o cualquier dispositivo con un buscador, ya está en funciones en toda América Latina, lo mismo que Uber Lite, una aplicación que consume una quinta parte de lo que utiliza la aplicación original orientada a teléfonos de gama alta.

La compañía también dejó entrever la llegada de otros servicios que podrían entrar al mercado mexicano durante el 2019. Se trata de las bicicletas motorizadas Jump que ya están funcionando en Estados Unidos y de Getaround, un servicio para compartir automóviles vía la aplicación. Adelantó que el esperado servicio de transporte Uber Air comenzará pruebas en dos años.

“México es el quinto mercado más importante para Uber y en esa medida va a estar siempre entre las primeras ciudades en las que estaremos probando estos productos y el plan de expansión que tendremos de acuerdo con la respuesta del público”, dijo el directivo regional.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx