São Paulo, Brasil.- El debate de las compañías de telecomunicaciones por la rentabilidad de los OTT (como Netflix, Spotify o WhatsApp) y el uso que estos servicios hacen de las infraestructuras, sin asumir los costos que representan, fue una de las discusiones que marcó Futurecom 2015, el encuentro de la industria de telecomunicaciones más relevante de América Latina.

NOTICIA: Los servicios OTT son sustitutos de la TV de paga

Pero al cierre del encuentro, en São Paulo, quedaron pocas respuestas concretas para dar por cerrado el debate. Algunos operadores de telecomunicaciones, un sector que en Brasil representa 3.7% del PIB, han decidido caminar de la mano de los servicios OTT (over the top), ofreciendo planes que incluyen navegación ilimitada en WhatsApp o Facebook (llamados zero-rating), y otros en cambio exigen crear una regulación estricta que imponga más compromisos económicos a los OTT.

La polémica radica en que, para funcionar, servicios como Netflix, WhatsApp o Facebook necesitan redes de telecomunicaciones potentes y efectivas, que garanticen a los consumidores una recepción adecuada de los contenidos; para que eso exista, es necesario que los operadores de las redes construyan y den mantenimiento a las infraestructuras de transporte de datos, lo que exige grandes inversiones de capital.

La muestra más clara de la complejidad del debate lo evidenciaron las propias autoridades de Brasil, el martes en la inauguración de Futurecom. Para el ministro de Comunicaciones de Brasil, André Figueiredo, el Estado debe mediar entre carriers y servicios OTT para encontrar una salida que impulse la inversión y la innovación; para el regulador de la industria, João Rezende, la solución debe llegar desde el mercado, puesto que ambos actores son esenciales para el consumidor .

NOTICIA: Operadoras necesitan estrategia para Internet de las cosas: Ericsson

Me parece que la preocupación es legítima por parte de los operadores: cómo mantener los niveles de inversiones en infraestructura para poder transportar el tráfico que los OTT están requiriendo y cuál es el retorno a esa inversión de capital , dijo Raúl Katz, profesor adjunto de la Columbia Business School y quien presentó en Futurecom su libro El ecosistema y la economía digital en América Latina, una extensa investigación auspiciada por Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) y cet.la (Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina).

Los representantes de dos gigantes brasileños, Rodrigo Abreu de TIM (26% del mercado móvil) y Carlos Zenteno de Claro (25% del mercado), coincidieron en sus respectivas participaciones en la necesidad de crear un marco regulatorio para los OTT, diseñar un terreno parejo para todos los actores de la industria, transportadores de datos y creadores de contenido y aplicaciones. El OTT no debe ser considerado como una operadora por ofrecer los servicios, pero al mismo tiempo la tendencia es que para los mismos servicios apliquen las mismas reglas , dijo Zenteno.

NOTICIA: Difícil regular ahora a los OTT: Televisa

Para Jesper Rhode, director de Marketing de Ericsson para América Latina, las operadoras deben entender que se encuentran en una nueva situación de la industria, a la que deben adaptarse y formar parte de las nuevas cadenas de valor, basadas en el contenido.

Dos casos particulares demuestran la preocupación de los operadores de telecomunicaciones: la caída de los envíos de mensajes de texto a través del carrier (SMS), que fueron reemplazados por servicios como Facebook y Telegram soportados por datos, y la emergencia de las llamadas de voz a través de Internet y desde el teléfono móvil, con plataformas como WhatsApp y Skype.

Una propuesta de solución la hizo precisamente un OTT. Fue la compañía francesa Deezer, un servicio de música en streaming que busca sumar operadores de telecomunicaciones a su catálogo de socios. Deezer participó en Futurecom en busca de socios entre los operadores, para que incluyan su plataforma entre las aplicaciones preinstaladas de los teléfonos móviles de los consumidores. Deezer suma 40 operadores, de acuerdo Mathieu Le Roux, vicepresidente de la firma en América Latina, entre ellos Millicom en Colombia, TIM en Brasil y Totalplay en México.

NOTICIA: Deezer acusa al mercado por cancelación de su OPI

Cuando uno mira las tasas de rentabilidad de los OTT, por ejemplo las tasas de Netflix, de Google, de Facebook, lo que veo es que fundamentalmente son mucho más elevadas que las tasas de los operadores de transporte , dijo Katz. Para el caso particular de Deezer, cada año crece 50% sus ingresos.

Para este académico, lo más importante en el debate debe ser la defensa de la innovación y la inversión en infraestructura, como un binomio clave para impulsar la economía digital en América Latina. Katz encuentra dos alternativas de solución: una regulación que obligue a los OTT a pagar una renta a los operadores de transporte por el uso de la infraestructura, o una política de Estado que considere los servicios de banda ancha como un derecho y un beneficio ciudadano y reduzca los gravámenes a los carriers.

NOTICIA: México, líder en servicios de video OTT en AL: Dataxis

De algún lado esto tiene que salir, si no es por el lado del canon en una de esas el gobierno tiene que asumirlo, salvo que el gobierno considere que vamos a tener que perpetuar esta situación, lo que va a llevar implícitamente a una reducción de la tasa de inversión y si hay una reducción va a haber una erosión a la calidad de servicios , dijo Katz.

Carlos Zenteno, presidente del mercado móvil de Claro, propiedad de América Móvil, fue quien mejor definió el problema: los OTT son al mismo tiempo socios y competidores de las operadoras de telecomunicaciones. Ambos se necesitan y sobre todo son cruciales para la experiencia de los consumidores.

[email protected]

erp