La lista de servicios de contenido de entretenimiento en streaming no para de crecer. A Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Apple TV+, Disney+, Rakuten o Youtube se sumará otra nueva plataforma el próximo 6 de abril. Ese día se estrenará en Estados Unidos y Canadá Quibi, un compañía capitaneada por dos reconocidas y veteranas personalidades del mundo de los negocios: Meg Whitman, ex-CEO de eBay y de Hewlett Packard, que es su presidenta ejecutiva, y el fundador del proyecto, Jeffrey Katzenberg, director de Dreamworks Animation y expresidente de Walt Disney Animation Studios.

Ambos ejecutivos han aprovechado la feria del CES de Las Vegas para desvelar algunos detalles sobre cómo será este nuevo servicio, un Netflix de bolsillo, diseñado específicamente para ofrecer contenidos para móviles. Un enfoque que hará que los programas que se ofrecerán en Quibi no excedan los diez minutos. Quibi ofrecerá fundamentalmente series y películas por capítulos con duraciones de entre cuatro y diez minutos. La compañía contará con contenidos exclusivos de directores como Steven Spielberg, Sam Raimi, Steven Soderbergh y Guillermo del Toro, y con actores tan conocidos como Bill Murray, Reese Witherspoon o Idris Elba

Quibi ha recaudado hasta la fecha 1,400 millones de dólares  de diferentes inversores. Entre ellos gigantes del sector del entretenimiento y de internet como Walt Disney, NBCUniversal, Fox, WarnerMedia, Viacom y Alibaba.

Los responsables del proyecto explicaron que el nuevo servicio costará 4.99 dólares al mes si el usuario ve los contenidos con anuncios y 7.99 dólares si lo prefiere sin publicidad. Entre los anunciantes de Quibi están empresas como T-Mobile, Google, General Motors, o Procter& Gamble. La plataforma explotará las peculiaridades de los smartphones. Así, y gracias a su tecnología Turnstile de vídeo giratorio, los espectadores recibirán dos perspectivas de las historias, optimizadas para tomas verticales y horizontales, lo que permitirá a los directores encontrar nuevas formas de contar historias.

Whitman desveló que Spielberg va a crear una serie de terror, After Dark, que solo puede verse después del atardecer. Para hacer esto, la aplicación verificará la ubicación del usuario y la hora local, informa en su web la BBC. “Esto es algo nuevo y poderoso”, señaló la directiva, que resaltó que Quibi está construyendo una plataforma para que los creadores aprovechen al máximo el contenido en los teléfonos inteligentes.

“Los teléfonos móviles son las plataformas de entretenimiento más democratizadas que hemos visto”, señaló Katzenberg, que añadió que “a medida que el 5G aumente la velocidad de transmisión de las redes, los consumidores aprovecharán más estos dispositivos para su entretenimiento”. Quibi planea lanzar 175 programas y 8,500 episodios en su primer año y ofrecer tres horas de contenido nuevo al día, sin contar las noticias. Y es que Quibi, a diferencia de Netflix, también proyectará boletines de noticias de la BBC, NBC News, Telemundo y ESPN, entre otros.

“Proporcionaremos contenido para personas en movimiento”, dijo Whitman a MarketWatch. Los impulsores del proyecto buscan fundamentalmente atraer a un público joven, seguramente más abierto a formas alternativas de consumir contenido. El problema, según advierten algunos analistas, es que ese perfil de público está acostumbrado a consumir vídeos cortos de forma gratuita en Youtube, SnapChat y TikTok, justo las plataformas que Katzenberg señala como la principal competencia de Quibi.

El dato positivo es que la visualización de vídeo móvil se disparó a 60 minutos al día en 2018 frente a los seis minutos de 2012, según eMarketer. También a su favor, que sus producciones serán de alta calidad (no contenido generado por los usuarios) y que la mayor parte del contenido de las plataformas de streaming tienen una duración de al menos 30 minutos, lo que requiere un ordenador o pantalla de televisión, según dijo a la publicación Marketwatch.