Qualcomm ha respondido a la demanda presentada contra la empresa el pasado mes de enero por Apple acusando al dueño del iPhone de lanzar un "ataque global" contra el fabricante estadounidense de microprocesadores, que incluiría amenazas y engaños a los reguladores, según ha informado la compañía.

En una reconvención registrada por Qualcomm ante el Tribunal del Distrito Sur de California en respuesta a la demanda planteada por el gigante de Cupertino, el fabricante de microchips subraya que Apple no habría podido lograr el éxito del iPhone sin usar las tecnologías desarrolladas por Qualcomm.

"Apple se niega a reconocer el valor consolidado y continuo de dichas tecnologías", señala Qualcomm, que acusa a Apple de lanzar "un ataque global sobre Qualcomm" para lo que el fabricante del iPhone estaría empleando "su enorme poder de mercado" para lograr de la empresa unos injustos y poco razonables términos de licencia.

En este sentido, el fabricante de microprocesadores señala en el documento registrado que Apple ha vulnerado y malinterpretado los acuerdos y negociaciones con Qualcomm, interfiriendo en los acuerdos de la compañía con sus licenciados que fabrican iPhones e iPads para Apple.

La compañía acusa también a Apple de haber alentado "ataques regulatorios" contra Qualcomm en varios países tergiversando y falseando testimonios.

Asimismo, Qualcomm afirma que Apple decidió no hacer uso de toda la capacidad de sus microprocesadores para módem en el iPhone7, distorsionando los resultados de los teléfonos que usan sus productos y aquellos que emplean los de la competencia.

"Haber amenazado a Qualcomm en un intento de evitar que hiciera públicas comparativas respecto al mejor resultado de los iPhones que usan Qualcomm", añade el fabricante.

A finales del pasado mes de diciembre, las autoridades de Corea del Sur impusieron una multa récord de 1.03 billones de wones (unos 848 millones de euros) a Qualcomm por llevar a cabo prácticas contrarias a la competencia, incluyendo abuso de posición para imponer unas cláusulas contractuales abusivas, después de las quejas presentadas por fabricantes locales como LG o Samsung.

erp