A petición de Apple, la organización Fair Labor Association (FLA), institución sin fines de lucro que busca mejorar las condiciones laborales de las plantas manufactureras a nivel mundial, auditará dos fábricas de uno de sus proveedores, Foxconn, por presuntas irregularidades en las condiciones de trabajo de sus empleados.

En un comunicado, la firma con sede en Cupertino, California, informó que este lunes iniciarán las inspecciones en las plantas de Shenzhen, y posteriormente en la ubicada en la localidad de Chengdu, ambas en China.

Creemos que los trabajadores de todo el mundo tienen el derecho a la seguridad y condiciones justas de trabajo, y es por eso que hemos pedido a la FLA que realice la evaluación de uno de nuestros proveedores más importantes , dijo Tim Cook, CEO de Apple.

Las investigaciones incluirán entrevistas a los trabajadores sobre las condiciones de seguridad, salud, horarios de trabajo, comunicación con la empresa, compensaciones; así como en sus condiciones de vida.

La FLA inspeccionará también las áreas de manufactura, dormitorios y otras instalaciones. Además realizara una extensa revisión de documentos relacionados con procedimientos en todos los niveles de los empleados.

La firma creadora del iPhone ha estado bajo acusaciones sobre las condiciones laborales deficientes que imperan en las plantas de manufactura de sus proveedores.

Desde el 2010, los trabajadores de Foxconn han denunciado condiciones de inseguridad en las fábricas, así como un crecimiento en los suicidios de los empleados particularmente en la fábrica de Shenzhen.

Hace un mes, cientos de trabajadores de esta fábrica que manufactura componentes electrónicos para iPhones y iPads amenazaron con realizar un suicidio colectivo si sus demandas de mejorar sus condiciones no eran satisfechas.

JSO