Nokia Siemens Networks, el segundo mayor fabricante mundial de equipos para redes de teléfonos móviles, está negociando con sindicatos en Alemania y Finlandia sobre los despidos de más de 4,000 empleados, parte de una reformulación en toda la compañía.

Nokia Siemens dijo que quiere eliminar 2,900 puestos en Alemania y 1,200 puestos en Finlandia como parte de su programa de reestructuración masiva, que quiere reducir casi un cuarto de su fuerza de trabajo y ahorrar cerca de 1,000 millones de euros (1,310 millones de dólares) al año.

La compañía ha luchado por generar ganancias desde que fue fundada en 2007 por Nokia y Siemens, con la esperanza de levantar una escala suficiente para liderar una industria dominada por la firma sueca Ericsson y también, y cada vez más, por participantes chinos.

Nokia Siemens sufrió una agresiva fijación de precios de sus rivales y una turbulencia económica que ha obligado a las firmas de tecnología a reducir su gasto.

RDS