La historia de Mubi comenzó a escribirse una tarde a inicios del 2007. Fue en un café de Tokio cuando Efe Cakarel, quien trabajaba para Goldman Sachs y se encontraba en un viaje de negocios, tuvo la idea de crear una plataforma en línea para ver películas cine de arte en cualquier momento y lugar.

De la idea pasó a la acción. El 14 de febrero del 2007, Cakarel fundó Mubi.com, una plataforma en línea para cinéfilos que permite la reproducción de películas vía Internet, con sede en Palo Alto, California.

En un inicio fue concebido como un sitio similar a Netflix que también en el 2007 arrancó su servicio de streaming bajo un modelo bajo suscripción mensual para acceder al catálogo de películas.

A seis años de operaciones, Mubi ha cosechado una serie de éxitos. Logró expandirse a 11 países y establecer oficinas en Londres y Estambul, así como 7 millones de usuarios de la plataforma. La inversión en el crecimiento ha sido de miles de dólares, de acuerdo con Cakarel, quien prefirió no divulgar alguna cifra exacta.

Este viernes, el emprendimiento marcó otro hito: inicia operaciones en México, como la primera escala de la compañía en América Latina. El lanzamiento viene de la mano de Canana, una productora de cine dirigida por los actores Gael García Bernal y Diego Luna.

La oficina local estará comandada por Celeste North, fundadora de la primera plataforma mexicana de streaming de cine independiente, NuFlick, que fue cerrada el año pasado.

LA EVOLUCIÓN

Mubi tiene dos diferenciadores. Uno es el sistema de curaduría, pues al usuario se le muestra un catálogo de 30 títulos de buenas películas , desde cine de arte o de autor hasta películas de grandes casas productoras que no necesariamente sean taquilleras. Antes teníamos una tasa de conversión de 0.8% de usuarios que prueban el servicio a usuarios de paga. Con este nuevo modelo (la curaduría) creció a 20%. Fue increíble , afirmó.

Mubi es un sitio para descubrir, mirar y compartir las mejores películas. A través de una curaduría, hacemos la selección de las películas. Sólo hay 30 títulos que puedes ver en Mubi que están disponibles durante 30 días. Lo que hacemos es que diariamente subimos una nueva película, que estará en línea durante 30 días, y también bajamos una , explicó Cakarel en entrevista vía Skype.

Otro aspecto es la plataforma social, similar a Twitter. Los usuarios de la plataforma también pueden compartir videos y avances de películas, dejar reseñas e intercambiar opiniones sobre las producciones cinematográficas dentro y fuera de la plataforma.

Es un lugar muy social y puedes descubrir cosas. Ahorita una de mis películas favoritas es La grande belleza de Paolo Sorrentino, que está nominada al Oscar por mejor película extranjera. Tan pronto la vi, lo primero que hice fue ir a Mubi, reseñarla, comentarla y ver qué se estaba hablando de ella. ¿Ya sabes cómo conocí esa película? La conocí a través de mis seguidores de Mubi , relató Cakarel, egresado de Ciencias de la Computación por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Para ver reseñas, comentar e interactuar con los usuarios de Mubi, no hay costo. Ya si el usuario quiere ver películas en línea, ya sea desde la computadora, un dispositivo móvil o una televisión inteligente, tendrá que pagar una suscripción de 49 pesos mensuales tras un periodo de prueba de siete días.

AMBICIÓN POR MÉXICO

Mubi entra a un mercado de distribución de contenido en línea donde ya existen ocho competidores. El mercado lo lidera Netflix, firma estadounidense que comanda Reed Hastings, con 75% de participación. Le sigue Clarovideo de América Móvil, con 22%, de acuerdo con la consultora Dataxis. El resto del mercado lo disputan Totalmovie de Grupo Salinas; Crackle de Sony; Vudú Walmart; iTunes Movies de Apple; Klick de Cinépolis, y VEO de Televisa.

En México, 93% de los usuarios ve videos por Internet, lo que posiciona a esta nación como una de los mayores consumidoras de contenidos online en todo el continente, de acuerdo con las agencias de medición IAB y ComScore.

Y si bien el precio de suscripción de Mubi es el más bajo de sus competidores (que va desde 69 a 99 pesos al mes), todavía enfrenta el reto de la baja penetración de banda ancha fija y móvil en el país.

De acuerdo con cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México se mantiene en el último lugar de penetración de banda ancha móvil de 13.7% respecto al total de la población, mientras que de banda ancha fija se ubica en el penúltimo con un alcance de 11.9 por ciento.

Pero Efe Cakarel confía en que podrán alcanzar al menos 100,000 usuarios totales de la plataforma (no aclaró cuántos pertenecientes al segmento de pago).

Su optimismo es tal que no descarta la posibilidad de lanzarse al mercado bursátil mexicano en los próximos 3 a 5 años para levantar recursos y expandirse a otras regiones de América Latina.

[email protected]