Microsoft ganó un contrato por casi 22,000 millones de dólares para proporcionar cascos de realidad aumentada para soldados, anunciaron el miércoles la empresa y al Pentágono.

Los aparatos, basados en el modelo comercial HoloLens, hará que los soldados sean más efectivos y puedan salvaguardarse mejor, según el experto técnico de Microsoft, Alex Kipman.

El Departamento de Defensa dijo que el acuerdo de producción es por cinco años con opción de renovarlo, lo que podría hacer que el contrato equivalga a más de 21,880 millones de dólares en 10 años, dijo un oficial del Pentágono.

El contrato pide que se "proporcionen capacidades de visión nocturna de próxima generación y también de percepción del contexto", dijo el Pentágono.

"El programa proporciona una percepción del contexto mejorada, permite compartir información y facilita la toma de decisiones en una variedad de escenarios", dijo Kipman.

A finales del año pasado, el Pentágono dijo que mantenía su decisión de otorgar un contrato de 10,000 millones de dólares por servicios de computación en la nube a Microsoft, pese a reclamos de Amazon respecto a que esa decisión habría sido tomada bajo la influencia inapropiada del entonces presidente Donald Trump.