Seattle. - La empresa estadounidense Microsoft se dispone a cambiar a los altos mandos a cargo de su división dedicada a teléfonos móviles, videojuegos y artículos de consumo, informó el Wall Street Journal por la noche, citando fuentes cercanas al tema.

El mayor fabricante de software del mundo, que ha sido superado por los sistemas operativos del iPhone, de Apple y del Android, de Google, en el mercado de los teléfonos inteligentes, podría anunciar los cambios esta semana, reportó el Journal.

Microsoft declinó hacer comentarios.

Allard, se va

James Allard, presidente tecnológico de la división de entretenimiento y dispositivos, dejaría la empresa tras la decisión de Microsoft de postergar un computador compacto experimental llamado Courier, un proyecto que encabezaba el directivo, según afirmó el diario.

Allard ha trabajado en Microsoft por 15 años y dirigió el desarrollo del sistema de juegos Xbox y del reproductor de música Zune.

Un paso más allá

Sin embargo, la reorganización irá más allá de la salida de Allard, dijo el Journal, aunque no dio más detalles.

Eso podría significar un cambio de rol para Robbie Bach, que ha dirigido la unidad de entretenimiento y dispositivos desde su creación en el 2005.

Bach, que lleva 22 años en Microsoft, fue responsable del lanzamiento original del Xbox en el 2001.

El radical cambio en la gerencia se produciría poco antes de que Microsoft devele su nuevo sistema manos libres para el Xbox -cuyo nombre en clave es Natal- en la conferencia de videojuegos E3 a mediados de junio.

La unidad de entretenimiento y dispositivos es la cuarta más grande de Microsoft -detrás de sus divisiones Windows, Office y de servidores - y está encaminada a reportar más de 8,000 millones de dólares en ingresos este año fiscal, que termina el 30 de junio.

El trimestre pasado, la unidad contribuyó con 11% de las ventas generales de Microsoft y 3% de sus ganancias operativas.

La unidad desarrolló el exitoso sistema de juegos Xbox, pero no ha logrado un impacto con su reproductor de música digital Zune y está perdiendo terreno en los teléfonos móviles e inteligentes.

Sólo un 10 por ciento de los teléfonos inteligentes vendidos en el primer trimestre en Estados Unidos tienen el sistema operativo Windows, según la firma de investigación NPD Group.

Ello deja a Microsoft detrás de Apple, con 21%; de Google, con 28%; y del fabricante de BlackBerry, Research in Motion, con un 36 por ciento.

A nivel mundial, el Android de Google superó a Windows como el cuarto sistema operativo más popular para teléfonos inteligentes, según la firma de investigación Gartner, ubicándose detrás de Apple, RIM y el sistema Symbian de Nokia.