Airbnb, la mayor plataforma para encontrar alojamiento entre particulares, consideró que la propuesta de la Ciudad de México de imponer un impuesto de 5% a este tipo de servicios a partir de 2020 “afectará a los capitalinos que hoy obtienen un ingreso extra al compartir sus espacios y a las comunidades que hoy se benefician gracias al desarrollo turístico”.

En un comunicado difundido esta mañana, Airbnb de México consideró que el impuesto propuesto en la ley de ingresos de la Ciudad de México “más que representar un beneficio para la Ciudad, puede generar un golpe negativo al turismo, ya que es un impuesto pagado por los turistas los cuales verán un incremento en los costos comparado con otras ciudades del país y otros destinos internacionales”.

“Airbnb de México recordó que desde el 1 de junio de 2017 ha contribuido con más de 90 millones de pesos a las arcas capitalinas a través de un acuerdo para pagar 3% de todas las reservaciones hechas a través de la plataforma.

El impacto económico directo —aporte a la economía local— en la capital del país fue de 397 millones de dólares, resultantes de la suma de las ganancias de los anfitriones y la derrama de los viajeros en restaurantes, tiendas, cafés, actividades culturales y servicios durante sus estadías”, dijo Airbnb en el comunicado.

El Congreso de la Ciudad de México discute la propuesta de Ley de Ingresos de la Ciudad de México para el ejercicio fiscal 2020 (ILICDMX-2020), en la que se incluye una propuesta para cobrar una tasa de 5% a los servicios de hospedaje a través de plataformas digitales, como los servicios que ofrece Airbnb.

La medida ha sido una exigencia de la industria turística tradicional, que considera los servicios de hospedaje a través de plataformas como competencia desleal. El presidente de la Canaco Servytur destacó que está al tanto de la propuesta de que plataformas tipo Airbnb paguen impuestos de 5%, y que más allá de establecer un gravamen, se necesitan establecer las mismas condiciones de competencia.

“El que Airbnb tenga que cumplir con 5% realmente no hace que la cancha esté pareja. No compensa todas las obligaciones que tiene un hotelero formal”, dijo esta semana Nathan Poplawsky Berry, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de la Ciudad de México.

La iniciativa de la Ley de Ingresos para 2020, diseñada por la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) de la Ciudad de México, señala que la modificación tributaria “tiene como fundamento la necesidad de internalizar los costos que recaen sobre el conjunto de los contribuyentes de la CDMX asociados a la actividad turística; además, de incrementar los recursos de la ciudad para financiar la construcción y el mantenimiento de la infraestructura turística”.

Para Airbnb, el impuesto “afectará a la diversificación y al desarrollo económico a través del turismo en alcaldías que hoy no cuentan con una infraestructura hotelera, en donde gracias a las rentas a corto plazo y a sus costos, reciben turistas que generan una derrama económica local”.