Google trabaja en un proyecto secreto para almacenar y analizar millones de registros médicos de pacientes de Estados Unidos, según ha desvelado The Wall Street Journal, que asegura que el gigante digital está recopilando información detallada sin informar ni a médicos ni a pacientes.

Según el diario, Google inició este proyecto, con el nombre en clave de Nightingale, hace un año en colaboración con Ascension, las segunda mayor red estadounidense de servicios de salud con 2,600 hospitales, que está cediendo datos de sus pacientes al buscador desde este verano.

The Wall Street Journal asegura que Ascension ha dado a Google resultados de laboratorio, diagnósticos y registros de hospitalización, así como nombres de pacientes y fechas de nacimiento. Al menos 150 empleados de Google tienen acceso a buena parte de estos datos de millones de pacientes. Según informó Business Insider, se han subido a la nube de Google datos de 20 millones de pacientes, y los registros de otros 30 millones de personas están programados para ser transferidos en febrero de 2020.

En una nota de prensa emitida después de que The Wall Street Journal informara sobre el Proyecto Nightingale, Google y Ascension aseguraron que la iniciativa cumple con la normativa federal de salud y protege los datos personales de los pacientes. En Estados Unidos, un hospital puede compartir datos con terceros, sin necesidad de comunicarlo al afectado, siempre que la información se use "exclusivamente para ayudar a la entidad a llevar a cabo sus funciones de atención médica".

Posición de Google

En un post en su blog, Google asegura que " los datos de Ascension no pueden ser usados para otro fin que no sea el de proporcionar los servicios que se recogen en nuestra colaboración, y los datos de los pacientes no pueden ser combinados con ningún otro dato de consumo de Google".

El buscador insiste en que se ciñe a la regulación del sector en Estados Unidos en lo relativo a la información de los pacientes, " teniendo en cuenta una estricta guía sobre privacidad, seguridad y uso de la información". Google incide en que Ascension "utiliza Google para gestionar de manera segura los datos de sus pacientes bajo estrictos estándares de privacidad y seguridad. Ellos son los responsables de esa información, nosotros sólo prestamos servicios en su nombre", dice en su blog.

La tecnológica explica que su acuerdo con Ascension contempla ayudar a esta red de servicios médicos a llevar su infraestructura a la nube, para migrar los datos almacenados ahora localmente. Además, estos hopsitales utilizarán las herramientas de productividad de G Suite comunicarse y trabajar de manera colaborativa y segura en tiempo real.

También se menciona que Google proporcionará "herramientas a médicos y enfermeros para mejorar su atención a los pacientes", aunque sin especificar exactamente el tipo de soluciones.

Google estaría utilizando los datos para diseñar un software con por inteligencia artificial avanzada y aprendizaje automático que permitirá proponer cambios en la atención médica de pacientes.

erp