En el 2016, Google eliminó unos 1,700 millones de anuncios que violaban sus políticas publicitarias. Esta cifra duplicó la cantidad de anuncios no deseados que fueron borrados por la tecnológica, y es parte de sus esfuerzos por mejorar las experiencias de navegación de sus usuarios. El gigante informático ha fortalecido sus parámetros de seguridad para combatir los anuncios engañosos que abundan por la red y en sus plataformas digitales.

La tecnológica estadounidense dijo a través de un reporte que con sus nuevas políticas para proteger a sus usuarios de ofertas engañosas, se borraron más de 5 millones de anuncios durante los primeros seis meses después de haberse implementado esta nueva estrategia.

NOTICIA: ¿Se puede distinguir entre las noticias falsas y las reales?

El año pasado, Google detectó y deshabilitó unos 112 millones de anuncios con software dañino (malware), unas seis veces más de los 18 millones de anuncios que fueron deshabilitadas en el 2015. Este tipo de anuncios son los que le aparecen a los usuarios y constantemente llevan hacia sitios de dudosa procedencia y con contenidos aún más dudosos.

Los anuncios que promocionaban productos ilegales, como productos farmacéuticos no aprobados o juegos de azar, han sido algunas de las áreas que fueron atacadas por las reforzadas políticas de Google. En el 2016, la compañía deshabilitó más de 68 millones de anuncios que infringían normas sanitarias y más de 17 millones de anuncios que infringían normativas sobre apuestas y juegos de azar.

Google indicó en su informe que ha habido un aumento en publicidad mala en dispositivos móviles, a través de anuncios de auto-clic , mensajes que descargan aplicaciones sin aviso previo a los teléfonos de los usuarios. En el 2016, se detectaron más de 23,000 anuncios de este tipo en sus diferentes plataformas.

También reportó que ha visto el ascenso de un nuevo tipo de anuncio engañoso llamado Tabloid Cloakers , en donde los anuncios se hacen pasar por sitios de noticias y al dar clic redirige a los usuarios a páginas de ventas de productos para perder peso. El año pasado, Google dio de baja 1,300 cuentas de tabloid cloakers y tan solo en diciembre eliminaron a 22 cloakers, que fueron responsables de anuncios vistos por más de 20 millones de personas en una semana.

NOTICIA: ¿Cómo te hará llegar Facebook la información más precisa?

En su plataforma de publicidad, AdSense, la compañía de Mountain View amplió en noviembre pasado su política de seguridad que prohíbe publicar anuncios con contenido deshonesto y engañoso en sitios con contenido falso.

Con estas nuevas directrices, Google suspendió el año pasado a 47,000 sitios que promovían contenidos y productos relacionados con estafas de pérdida de peso.

El año pasado se suspendieron más de 6,000 sitios web y 6,000 cuentas de AdSense, que intentaban vender productos falsificados, como relojes de imitación. Además, Google suspendió a más de 15,000 sitios que contenían software no deseado y malware en sus contenidos, de los cuales deshabilitaron anuncios en más de 3 millones sitios web.

Google también eliminó más de 5 millones de anuncios relacionados con servicios de préstamos a corto plazo y también emitió sanciones contra los 8,000 sitios que promocionaban este tipo de servicios. En julio del 2016, la firma prohibió la publicidad de este tipo de servicios.

NOTICIA: Google y Facebook recortan ingresos por sitios de noticias falsas

Entre noviembre y diciembre del 2016, Google analizó 550 sitios sospechosos que querían hacerse pasar por organizaciones de noticias. La compañía tomó cartas en el asunto en contra de 340 de estos sitios, lo que llevó a retirar a cerca de 200 editores de su red.

Google asegura que pese a que se lograron eliminar el mayor número de este tipo de anuncios, la compañía sigue fortaleciendo sus herramientas de detección para frenar a los estafadores que buscan engañar los sistemas de la compañía y así generar un mejor ecosistema digital.

Google combate publicidad maliciosa

[email protected]

erp