Facebook contrató a una firma de relaciones públicas para resaltar los supuestos defectos de las prácticas de privacidad de Google, pero negó que hubiera intentado una campaña de difamación contra el gigante de las búsquedas.

Facebook contrató a la firma de relaciones públicas Burson-Marsteller para que se centrara en el uso de la información personal de los consumidores en los Círculos Sociales de Google, una de sus herramientas sociales menos conocidas.

El dato subraya la creciente rivalidad entre ambas empresas. Y con ello, ambas firmas muestran cómo la privacidad del usuario puede ser una bomba de tiempo para las firmas de Internet que gestionan una cantidad cada vez mayor de información sobre ellos.

Según se explica, Burson-Marstellar contactó con varios periodistas y expertos en privacidad, sin revelar la identidad de su cliente. Facebook indicó que el tema debería haberse expuesto "de una forma seria y transparente".

Queríamos que terceras partes verificaran que la gente no aprueba la recopilación y uso de información de sus cuentas en Facebook y otros servicios para su inclusión en los Círculos Sociales de Google", dijo Facebook en un comunicado.

Ningún portavoz de Google estuvo disponible para comentar la información.

QUÉ FUE LO QUE SUCEDIÓ

El analista de privacidad y seguridad Christopher Soghoian fue contactado el 3 de mayo por Burson-Marsteller. Se le preguntó si estaba interesado en escribir una columna de opinión sobre temas relacionados con los Círculos Sociales de Google ( Google Social Circles).

Lo que me pareció raro es que este correo electrónico no fuera a favor de una compañía, sino en contra. Añadieron que si yo no tenía tiempo, podían escribir la columna por mí y ponerla en sitios como en Huffington Post y The Hill", dijo Soghoian.

Soghoian, que se ha pronunciado tanto contra Google como contra Facebook por sus prácticas respecto a la privacidad, colgó el correo electrónico de Burson-Marstellar en su blog el 3 de mayo, pero no fue hasta que el USA Today sacó correos similares unos días después que se supo que el cliente misterioso, era Facebook.

Tanto Google como Facebook ofrecen acceso libre a servicios que dependen en la confianza de los usuarios.

Esa confianza ha ayudado a Google a construir un negocio con un valor de mercado de 172,000 millones de dólares, mientras que Facebook ha sido valorada en más de 70,000 millones de dólares en las últimas semanas.