Mientras el mundo concentraba su atención a la transición de mando en Washington esta semana, el magnate Elon Musk y el alcalde de Miami intercambiaban tuits sobre un sistema de túneles que el fundador de SpaceX ofreció construir en la ciudad floridana.

Otros alcaldes se sumaron al entusiasmo, pero la perspectiva causa la hilaridad de muchos floridanos, que llaman la atención sobre lo superficial que es el nivel freático del pantanoso sur del estado.

Con este mensaje, Musk respondía una invitación por Twitter del alcalde de Miami, Francis Suárez, quien le ofreció visitar la ciudad para discutir "potenciales soluciones en el beneficio de nuestro futuro".

Musk, quien acaba de ser catalogado como la persona más rica del mundo, añadió que había hablado la semana pasada sobre los túneles de The Boring Company, uno de sus emprendimientos, con el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

"Si el gobernador y el alcalde quieren que esto se haga, lo haremos", prometió el líder de SpaceX y de Tesla.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine-Cava, le respondió "hablemos" y el de Fort Lauderdale, Dean Trantalis, dijo que su ciudad quería "ser parte de la discusión".

El intercambio ocurre en el contexto de los esfuerzos de Suárez, el alcalde de Miami, por atraer a inversores y techies de Silicon Valley a la "ciudad mágica".

Pero muchos mostraron su escepticismo ante las dificultades de construir un túnel en una geología pantanosa y proclive a inundaciones por el aumento del nivel del mar.

"No parece muy inteligente y ciertamente será caro", dijo Kurtis Gurley, profesor de ingeniería estructural de la Universidad de Florida, al canal CBS Miami.

No es por falta de imaginación que los floridanos no han construido sótanos para guarecerse de los huracanes, después de todo.

Por eso en la tuitosfera, los mensajes tenían otro tono. "Acuamán será el gerente del proyecto", escribió Wilkine Brutus, periodista de la radio pública NPR.

"Este es probablemente el ser humano vivo más importante e innovador, pero alguien tiene que explicarle la geología de Florida antes de que ocurra una [porquería] increíblemente estúpida", tuiteó Michael Grunwald, periodista en Florida de la revista Politico.

Michelle Grand, estudiante de 24 años de ingeniería civil de la Florida State University, dijo a la AFP que si bien es interesante "explorar maneras de mejorar el sistema de transporte público", habría que investigar si el proyecto "puede ser implementado sin causar gran impacto al ambiente".

Florida es una meseta porosa de piedra caliza, con abundantes canales abiertos o subterráneos, proclive a inundaciones y a la aparición de socavones, unas cavidades que aparecen súbitamente debido a la erosión producida por el agua subterránea y que pueden tragarse hasta una casa.

El intercambio de tuits comenzó el lunes, cuando Musk escribió:"Los automóviles y camiones trancados en el tráfico generan megatones de gases tóxicos, pero los túneles subterráneos de @boringcompany en Miami resolverían el tráfico y serían un ejemplo para el mundo".

rrg