Desde Corea del Sur, con una inversión de 10 millones de dólares a 5 años y un espacio de 1,800 metros cuadrados, llegó a México el primer museo de realidad aumentada en el continente americano Museo Trick Eye, que espera recibir a 3,000 personas al día y que será inaugurado el 1 de diciembre en el Corporativo II de Antara Fashion Hall.

La Ciudad de México será la décima sede de esta atracción que, de acuerdo con Manuel Castellanos, director de Estrategia y Finanzas del museo, ha tenido un gran éxito en los países y ciudades asiáticos que lo han acogido desde el 2010, desde Seúl y Busan, hasta Hong Kong, Singapur y ahora en la Ciudad de México.

De acuerdo con Micaela Moon, presidenta de Trick Eye de México y Latinoamérica, se eligió a la Ciudad de México como la décima sede —y la más grande del mundo— porque fue la ciudad que les abrió las puertas en el continente. Añadió que en un futuro cercano esperan abrir más museos en Latinoamérica y en América del Norte.

Los 1,800 metros cuadrados del Museo Trick Eye están divididos en seis salas que buscan sumergir a los visitantes en experiencias interactivas en donde pueden tocar las piezas y tomarse fotos con ellas: Zona Aqua, Zona de Obras Maestras, Zona de Invierno, Zona de Halloween, Zona Selva y Best Trickeye Zone, que es una selección de las obras más queridas por los públicos de todas las sedes a nivel mundial.

Para poder disfrutar la experiencia, es necesario que los visitantes acudan con un teléfono inteligente o una tablet y que descarguen la aplicación Trick Eye, disponible para iOS y Android. Un problema que surge mientras se realiza la visita -que puede durar hasta tres horas- es que la conectividad de la red puede llegar a saturarse, lo que hace que las imágenes de realidad aumentada carguen lentamente o que simplemente no carguen.

Si bien la apuesta es presentar un museo disruptivo con ayuda de la tecnología 3D y la realidad aumentada, lo cierto es que en muchos casos las imágenes propuestas lucen anticuadas, lo que las aleja de ese carácter de tecnología de avanzada que intenta transmitir.

A partir del 1 de diciembre, el museo estará abierto los 365 días del año, de 10 a 21 hrs y los costos oscilan entre 199 y 299 pesos por persona; aunque por inauguración, del 1 al 14 de diciembre, las entradas estarán a mitad de precio.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx