La Comisión Europea acusó este martes a la compañía informática Qualcomm de violar reglas comunitarias de competencia al vender componentes electrónicos a precios inferiores a los costos de producción para excluir del mercado a su principal competidor.

Esa conducta parece haber ocurrido entre 2009 y 2011, en un período en que Icera representaba una creciente amenaza a Qualcomm en un segmento puntero, ofreciendo un desempeño avanzado. El objetivo era excluir a Icera del mercado , explicó la COmisión Europea (CE) en un comunicado.

NOTICIA: China multa a Qualcomm con 975 mdd

En una segunda acusación, la CE sostiene que Qualcomm ofreció, desde el 2011, compensaciones financieras a un importante fabricante de smartphones y tabletas informáticas a cambio de que usara solo sus chipsets (circuitos integrados auxiliares) en esos productos.

Como resultado, el fabricante estadunidense de componentes electrónicos redujo el interés que podría tener su cliente en buscar suministradores alternativos, lo que perjudicó la competencia y la innovación en ese segmento del mercado, argumentó la CE.

NOTICIA: Qualcomm resuelve disputa antimonopólica con China

La cláusula de exclusividad entre Qualcomm, líder mundial en el sector, y su cliente sigue en vigor, revelaron las investigaciones preliminares, lanzadas por el Ejecutivo europeo en julio pasado.

Qualcomm tiene un plazo de cuatro meses para responder a la primera acusación y de tres meses a la segunda y, puede, asimismo, solicitar una audiencia por cada caso.

NOTICIA: Qualcomm recortará 1,400 mdd en costos y reducirá plantilla

Según las reglas europeas de competencia, las compañías dominantes tienen la responsabilidad de no abusar de su posición en el mercado restringiendo la competencia , señaló la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

abr