A Samsung le llueve sobre mojado. El líder mundial en telefonía móvil, anunció el martes 11 de octubre que suspendería totalmente la producción de su modelo Galaxy Note 7, debido a los riesgos de explosión de las baterías del aparato, abriendo una crisis en este gigante surcoreano. Las acciones de Samsung cayeron el martes 11 de octubre un 8% en la bolsa de Seúl. Y algunos analistas estiman que este caso podría costarle a Samsung 10,000 millones de dólares o más.

NOTICIA: Samsung recorta estimación de ganancias tras detener producción del Galaxy Note 7

El caso afecta además gravemente a la imagen de la marca, en un contexto de competencia feroz contra el iPhone de Apple y con los teléfonos chinos de bajo precio. Durante septiembre y octubre, imágenes de teléfonos que se incendiaron inundaron las redes sociales de todo el mundo, una humillación para un grupo que se vanagloriaba de ser el campeón de la innovación y la calidad. La crisis con el Note 7 se produce además en un momento crítico para el grupo, ahora en plena transición generacional de su dirección, cuya capacidad para tomar buenas decisiones es cuestionada.

NOTICIA: Samsung suspende ventas de la Galaxy Note

Este miércoles 12 de octubre, Samsung Electronics recortó en un 33.3% sus previsiones de beneficio para el tercer trimestre, con el objetivo de reflejar las consecuencias de la debacle del problema en el que está la compañía. Samsung esperó que la bolsa de Seúl estuviera cerrada para difundir las nuevas previsiones. En el cierre del mercado, las acciones de la marca bajaron 0.65%, según informó la agencia de noticias AFP. Este anuncio de la compañía, oficializó uno de sus mayores fracasos comerciales, con un producto que, en teoría, debía ser su producto insignia.

Tras el anuncio y lanzamiento del Galaxy Note 7, el fabricante se vio forzado a ordenar el 2 de septiembre un llamamiento a revisión a escala mundial de 2.5 millones de unidades tras reportes de que algunos aparatos se incendiaban o estallaban durante la carga.

LISTA: 7 consecuencias de las explosiones del Galaxy Note 7

El caso pone en entredicho la capacidad de la marca de hacer frente a las crisis. Tras la primera llamada a revisión, iniciaron nuevos problemas en los teléfonos de reposición, hecho que supuso otro duro golpe para la marca. El fracaso del modelo que supondría lideraría las ventas y prestigio de la marca el próximo año, podría afectar al conjunto de las ventas de Samsung, ya que merma la confianza que los consumidores tenían en la marca.

Recientemente, Song Myung-Sup, analista de Hi Investment&Securities, dijo a la AFP que "Samsung deberá gastar más en investigación y en desarrollo, en el área de verificación y también en marketing. Por esto, esta crisis va a sentirse en sus resultados financieros hasta fines de 2017".

Pero quién es la compañía que ha recibido golpes tan duros

1. ¿Quién es Samsung Electronics?

Fundada en 1969, la marca encuentra su sede en Suwon, Corea del Sur. Tiene unos 325,000 empleados a nivel mundial (80 países), con un plantilla de 70,000 ingenieros y unos 1,900 diseñadores. La marca cuenta con unas 5,072 patentes en Estados Unidos y 2,300 en Europa. En ambas regiones ocupa el segundo puesto con más patentes.

2. Negocios de Samsung

Es el líder mundial de ventas en teléfonos móviles (267 millones de teléfonos inteligentes en 2015), pero no es su único ingreso. Las ventas de la marca en 2015 se componen de telefonía (46%), electrónica (21%) y componentes de memoria (33%).

3. Beneficio operacionales

Tras un reporte de beneficios de unos 6, 561,000 millones de euros en el segundo trimestre de este año, la marca bajó su previsión para el tercer trimestre a unos 4, 212,000 millones de euros, un recorte de un 33.3 por ciento.

4.Porción del mercado de teléfonos inteligentes

La marca tiene una presencia en el mercado de teléfonos móviles de 23.2% de ventas en lo que va del año , seguida por Apple con el 14.8%, y la compañía china Huawei, 8.3% a nivel global, según datos de la la consultora Gartner.

5. Tabletas electrónicas

Samsung no domina el mercado de tabletas electrónicas, este sector esta monopolizado por Apple y su iPad con un 25.8% de ventas a nivel mundial a la mitad del 2016, pero Samsung se coloca como la segunda marca que más vendió a nivel mundial a mediados del año con 15.6% de las ventas totales. Le siguen Lenovo (6.6%), Huawei (5.6%), Amazon (4%). El resto del mercado (42.4%) se lo reparten entre otras marcas.

rarl