Debido a su programa de financiamiento a la vivienda en comunidades indígenas, la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) Tosepantomin recibió el Premio Europeo a las Microfinanzas 2017, el cual es otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo.

Entrevistado luego de haber recibido el premio en Luxemburgo, Álvaro Aguilar Ayón, presidente del consejo de administración de la socap, comentó que el programa del crédito a la vivienda de esta organización, mismo que ha apoyado a 17,000 familias, tiene la finalidad de crear espacios sustentables, con materiales propios de la región donde opera, es decir la sierra nororiental de Puebla y la región totonaca de Veracruz.

“Son varios aspectos que se tomaron en cuenta para premiar a la cooperativa: primero, con el programa de vivienda se atiende a población indígena y campesina; otro, buscamos no sólo construir viviendas sino hogares sustentables, buscamos que las familias aprovechen los recursos naturales que se tienen a la mano”, comentó Aguilar Ayón.

“Se busca —agregó— incorporar ecotecnologías a las viviendas para captar agua pluvial, tratar aguas residuales, eficientar el uso de la energía...esos son algunos de los aspectos que interesaron bastante del esquema de vivienda y nos eligieron de entre 37 instituciones de todo el mundo”.

De acuerdo con la plataforma Europea de Microfinanzas, se estima que en México existen más de 35 millones de personas en condiciones de hacinamiento y se calcula que 50% de las viviendas nuevas se edifican vía la autoconstrucción.

“La autoconstrucción aumenta el problema (de hacinamiento), debido al uso de materiales de baja calidad y la falta de conocimiento técnico. En las zonas rurales, 25% de la población no tiene acceso a servicios sanitarios, mientras que 8% no tiene acceso al agua. Tosepantomin se dirige a las comunidades rurales que viven en municipios marginados”, explicó la plataforma al dar a conocer los motivos por los que se premió a la socap.

MANO VUELTA

Aguilar Ayón detalló que el esquema de vivienda de la socap  tiene la característica de desarrollarse bajo la metodología Mano Vuelta, una tradición de la región que consiste en la ayuda de la comunidad a las personas que buscan edificar su vivienda con el financiamiento de la cooperativa.

“Quien busque construir su casa invita a vecinos, amigos o familiares, para que le ayuden, le aporten mano de obra y así pueda ser más rápido y a menor costo la construcción de su vivienda y quien ofrece la ayuda está seguro que cuando necesite el mismo apoyo, se le regrese, a eso de le llama Mano Vuelta y es una práctica de las comunidades y ha conectado mucho con el programa”, explicó Aguilar Ayón.

Los créditos que otorga la socap bajo este esquema oscilan entre los 20,000 y 30,000 pesos para mejoramiento de vivienda y entre 30,000 y 60,000 pesos para edificación. “La mayor parte de las familias tardaban 10, 15 o hasta 20 años para construir su vivienda. Actualmente con el programa en cuatro o cinco meses terminan su vivienda”.

RED DE COOPERATIVAS

Tosepantomin es una socap que inició operaciones en 1998 y pertenece a la Unión de Cooperativas Tosepan, la cual se constituyó en 1977 e integra a nueve cooperativas enfocadas a la producción orgánica de café, pimienta y miel, empoderamiento de la mujer indígena, ecoturismo, salud, comercialización del bambú (material usado para la construcción de viviendas), entre otras actividades.

“La socap inició el 31 de mayo de 1998 (autorizada en el 2013), actualmente son 36,000 socios los que se tienen, 74% mujeres y 78% de pueblos originarios (Náhuats y Totonacos), atiende en 432 pueblos de 32 municipios de la sierra nororiental de Puebla y de la región totonaca de Veracruz”, señaló el directivo.

El Premio Europeo de Microfinanzas incluye un incentivo de 100,000 euros y es organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo, la Plataforma Europea de Microfinanzas y la Red de Finanzas Inclusivas de Luxemburgo en coordinación con el Banco Europeo de Inversiones.

De acuerdo con Aguilar Ayón, los recursos del premio se utilizarán para evaluar el impacto social del esquema y para la capacitación a jóvenes para el manejo e instalación de paneles solares. “Todas las viviendas pueden generar su propia energía eléctrica a través de paneles solares, entonces esa es la idea de utilizar esos recursos para preparar a jóvenes”.

 

premio europeo

Microfinanzas, para aliviar la pobreza

Desde el 2006, la dirección de Cooperación para el Desarrollo y Asuntos Humanitarios del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo lleva a cabo el Premio Europeo de Microfinanzas, con la finalidad de promover las iniciativas de las microfinanzas y destacar su contribución al desarrollo del sector.

En todas sus ediciones el premio se enfoca a temas diferentes, por ejemplo en el 2006 el tema fue la innovación; en el 2008, la responsabilidad social; en el 2010, el financiamiento a las cadenas de valor; en el 2012 se enfocó en la seguridad alimentaria; en el 2014, al medio ambiente; en el 2015 a las microfinanzas en estados en conflicto (o postconflicto) y en el 2016 el premio destacó a las instituciones dedicadas al acceso a la educación.

Para este 2017, en su octava edición, la temática del premio fue Microfinanzas a la Vivienda, donde se seleccionó a tres instituciones de 37 participantes de 23 países: el Firts MicroFinances Bank de Afganistán, Mibanco de Perú y la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo Tosepantomin de México, la cual resultó ganadora del certamen y recibió 100,000 euros.

“Este año, el premio reconoce el papel de las microfinanzas a la hora de facilitar el acceso a viviendas residenciales de mayor calidad para los colectivos de rentas bajas, vulnerables y financieramente excluidos que, o bien carecen de acceso, o gozan de un acceso limitado a la financiación de la vivienda en el sector bancario tradicional”, se puede leer en un comunicado del certamen.

El premio es organizado conjuntamente por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo, la Plataforma Europea de las Microfinanzas la Red de Finanzas Inclusivas de Luxemburgo en coordinación con el Banco Europeo de Inversiones.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx