La tecnología puede ser un aliado importante para fomentar la inclusión y la competitividad financiera en México, en beneficio de los usuarios de servicios financieros con mejores productos, fue la conclusión a la que llegaron autoridades y participantes del sistema financiero durante el taller Competencia Económica en el marco del Plan Nacional de Desarrollo.

Recordaron que en el país casi 50% de la población no tiene una cuenta bancaria, sin embargo, la apuesta digital que han realizado banca y autoridades arroja resultados optimistas para avanzar en la inclusión financiera, expusieron los participantes en este foro organizado en la Cámara de Diputados.

En su intervención, Karla Siqueiros, directora de Enlace de la Asociación de Bancos de México (ABM), detalló que la banca ha realizado una inversión millonaria en tecnología y ciberseguridad y ha apostado por mecanismos innovadores en beneficio de la baja de los costos de servicios financieros.

“Estamos viendo más la oportunidad de la innovación tecnológica para reducir costos de operación y que éstos repercutan en la baja del costo de servicios financieros”, apuntó Siqueiros, y añadió que en cuatro años de impulso a la banca digital, se ha llegado a 14 millones de usuarios y en el corto plazo la meta es atender a 36 millones a través de canales digitales.

En su oportunidad Alan Elizondo Flores, director de Asuntos Financieros del Banco de México (Banxico), explicó que en su tarea de proteger a los usuarios de servicios financieros, el banco central ha buscado empoderar a los usuarios y facilitar las carreteras tecnológicas para una mayor competencia en el ecosistema financiero.

En este contexto, el funcionario del Banxico resaltó que la ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o Ley Fintech, permitirá compartir información entre entidades financieras, por medio de interfaz de programación de aplicaciones (API), para  ofrecer mejor calidad en los servicios financieros.

Por otra parte, Elizondo Flores acotó que el banco central ha promovido que instituciones financieras de menor tamaño puedan establecer alianzas con el fin de compartir infraestructura.

Inclusión para todos

Aquí, Karla Siqueiros dijo que, para que la banca llegue a las regiones más apartadas del país, aún se tienen que superar ciertas barreras, como la infraestructura en telecomunicaciones .

“El principal reto es el tema de telecomunicaciones, y esto va de la mano con la educación financiera. A todos nos ha pasado que nos da miedo pagar de un teléfono a otro, eso es un reto a superar”, detalló.

Durante su intervención, Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), indicó que en el tema pensionario hay un reto para que éste tenga mayor importancia en la vida diaria de las personas; sin embargo, hoy se cuenta con herramientas tecnológicas que pueden ayudar a profundizar.

“Estamos incorporando herramientas relevantes para que la gente se acerque más a la afore. Tenemos una aplicación que se llama Afore Móvil, que te dice cuál es tu saldo, puedes hacer aportaciones voluntarias y también en su momento se va a permitir que te puedas cambiar de una afore a otra, para reducir las barreras para cambiarte entre oferentes”, detalló González Rosas quien añadió que estas tecnologías son benéficas para las 60 millones de cuentas registradas en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Se debe trabajar en el mercado de crédito de nómina

El CoDi es sólo un paso para generar competencia, el ecosistema es mucho más amplio: Cofece

Aunque la plataforma Cobro Digital (CoDi) ha sido ido una de las apuestas más fuertes de la actual administración en materia financiera, esta innovación no corrige el problema de falta de competencia que existe en el sector financiero,  advirtió Alejandra Palacios Prieto, titular de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Durante la mesa “Agenda legislativa para promover la competencia en los mercados financieros”, que se dio dentro del taller Competencia Económica en el Marco del Plan Nacional de Desarrollo, Palacios Prieto cuestionó a autoridades y participantes del sistema financiero sobre su actuar para que exista una mayor competitividad en materia financiera y así mejorar la oferta para los usuarios de servicios financieros del país.

“Lo que me llama la atención es que, a raíz de los señalamientos de falta de competencia en el sistema financiero, lo que hizo la autoridad, en este caso Banco de México (Banxico), y la Asociación de Bancos de México (ABM), fue enfocar todas sus baterías en el proyecto de CoDi. Me parece que ese proyecto solamente ataca a un pedazo de lo que es la conformación del sistema financiero, que es el sistema de pagos”, expresó Palacios Prieto.

De acuerdo con la comisionada, a pesar de lo innovador del CoDi, las autoridades y participantes dejan de lado otros aspectos del sistema financiero que deben de ser abordados en aras de una mayor competencia y beneficios para los usuarios, como el mercado del crédito o aspectos como las comisiones bancarias.

Dijo que el CoDi sólo resuelve una pequeña pieza del enorme mapa que es el sistema financiero y que “es necesario atacar”.

La comisionada de la Cofece ha sido uno de los personajes más críticos a la concentración que existe en el sistema financiero mexicano, en donde siete instituciones bancarias, de 51 autorizadas, concentran 80% de los activos de todo el ecosistema bancario.

Flexibilidad de nómina

Para Alan Elizondo Flores, director general de Asuntos del Sistema Financiero del Banco de México (Banxico), aunque el esquema del CoDi ha sido prioridad en los últimos meses para el banco central, éste ha trabajado en otros aspectos relacionados con la competencia, por ejemplo, la posibilidad de que una persona pueda contratar un crédito de nómina con una institución diferente respecto a la entidad donde recibe su salario.

“El Banxico, además de los mercados de pagos, se encuentra justo a la mitad de otras acciones para promover la competencia; me gustaría poner el ejemplo del mercado de nómina, en el cual Banxico ha encontrado que es un mercado muy difícil de separar en sus tres componentes: cuenta de depósito de nómina, el crédito y los servicios de dispersión de nómina”, detalló Elizondo Flores.