La reaseguradora originaria de Suiza, Swiss Re, busca que más playas y arrecifes cuenten con un seguro, como Quintana Roo, que el mes pasado adquirió uno.

En junio de este año, el gobierno de Quintana Roo contrató un seguro con la compañía Afirme por un costo de 9 millones 265,500 pesos, para cuidar sus playas y arrecifes.

Esta cobertura es por hasta 3.8 millones de dólares, y está reasegurada por Swiss Re. Entró en vigor desde el 1 de junio pasado y su vigencia es hasta el 30 de mayo del 2020.

La póliza abarca un polígono de los municipios Benito Juárez, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum.

Andrea Baer, head innovative risk solutions de Swiss Re, explicó que la compañía ayudó para que la cobertura fuera paramétrica, es decir, se basa en la probabilidad, por lo que ante desastres naturales como huracanes y sismos es de gran ayuda.

Los seguros paramétricos están basados en la probabilidad de un evento y en que este cumpla con ciertos detonantes para que la cobertura sea activada. Se realizan estudios al cliente para ver las condiciones y estimar la probabilidad para poner los parámetros.

“Establecemos un detonante, por ejemplo, la velocidad del huracán, y si el fenómeno cumple con esa velocidad se activa la cobertura y se factura un pago. Pagamos de manera rápida y el cliente puede utilizar el dinero a discreción”, explicó Andrea Baer.

En el caso del seguro adquirido por Quintana Roo, explicó que la cobertura se activa cuando se acerca un huracán de una velocidad de 185 kilómetros por hora o más.

De esta manera, se activa la cobertura y un pago parcial que puede ser utilizado para que el gobierno pague los gastos de los daños ocurridos por el siniestro, añadió.

Refirió que Quintana Roo es el primer gobierno que contrata una cobertura de esta naturaleza para sus playas y arrecifes, una experiencia que esperan repetir no sólo en México, sino en otras partes del mundo.

“Creemos que esta solución es muy innovadora, y hay muchos otros lugares en el país que pueden estar interesados en contratarla y tener un seguro paramétrico personalizado”, acotó.

En el caso del sargazo, el cual ha afectado a varias playas de la República Mexicana, Andrea Baer refirió que no entra dentro del seguro, ya que no hay manera de medir este evento aún.

En el 2017, uno de los factores de riesgo que más daños generaron fueron los huracanes Harvey, Irma y María, que afectaron el Caribe, Puerto Rico y Texas. De acuerdo con las estimaciones de Swiss Re, los daños asegurados por estos huracanes fueron por 94,000 millones de dólares.

En tanto, en el 2018, en México los daños catastróficos por fenómenos naturales costaron 11,386 millones de pesos al sector asegurador, de los cuales 4,633 millones correspondieron a riesgos hidrometereológicos, como los huracanes, lo que representó 40% del total.

Mayor presencia

El cambio climático y la mayor frecuencia de desastres naturales han generado que los seguros paramétricos empiecen a tener una mayor presencia en México, acotó Andrea Baer.

La ventaja de estos seguros se da porque no se necesita de un ajustador para que el cliente pueda ser indemnizado en un máximo de 30 días, además de cubrir la brecha que usualmente los seguros tradicionales no protegen, añadió Andrea Baer.

Si bien no tienen un porcentaje, Andrea Baer refirió que usualmente estas coberturas paramétricas son contratadas por el sector hotelero, sobre todo aquellos que están cerca del mar.

Agregó que, si bien la penetración es muy baja, la cobertura cada vez gana más terreno, sobre todo por ser personalizada y complementar otros seguros tradicionales.

Tras los huracanes ocurridos en el 2017, la región del Caribe es la más interesada en contratar estos seguros, añadió.

“Después de los huracanes en el Caribe, hubo muchos daños. Por ejemplo, María causó muchas pérdidas en Puerto Rico y hemos recibido muchas solicitudes para asegurar parte de los activos físicos”, detalló.

[email protected]