Como parte de la evaluación que el Fondo de Protección Cooperativo (Focoop) realiza a las sociedades cooperativas (socaps) de nivel básico, se encontró que 219 entidades de este tipo no han enviado información, por lo que la autoridad tendrá que realizar los actos correspondientes para localizarlas o, en su caso, determinar su cierre.

Estas 219 cooperativas de ahorro y préstamo de nivel básico que no han sido evaluadas por el Focoop representan 48% de las 458 entidades de este tipo que se tienen en el Registro Nacional de Socaps y, según información del mismo fondo, concentran a 98,263 socios.

Las socaps básicas son aquellas que tienen activos menores a los 13 millones de pesos, lo que significa que no están supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV); sin embargo, con las últimas modificaciones a la ley, éstas tienen que ser evaluadas por el Focoop y, en caso de resultar inviables, dejar de operar.

Después de dos evaluaciones semestrales, 219 socaps de nivel básicas han incumplido con enviar información al Focoop y por ende no han sido evaluadas. No tenemos noticias de ellas, pareciera que no existían o nunca existieron y, si están, no les interesa ser evaluadas, no dan señales de vida , comentó Jorge Valle Pérez, presidente del Comité de Supervisión Auxiliar del Focoop.

Hasta la fecha el Fondo ha realizado dos evaluaciones a 239 socaps de nivel básico, que concentran a 181,489 socios y representan cerca de 1,484 millones de pesos en activos.

Como resultado se ha detectado que 106 cuentan con viabilidad financiera, por lo que no tienen problemas para continuar con sus operaciones. Otras 18 socaps básicas han presentado algunos problemas en su viabilidad financiera; no obstante, su deterioro no es considerable y pueden continuar con sus operaciones. El resto, 115 socaps básicas, tiene que dejar de operar.

De acuerdo con Valle Pérez, algunas socaps básicas pueden ser proyectos interesantes para ser cooperativas autorizadas en un futuro.