A más de tres años de que estalló el fraude de Ficrea, la cartera ubicada en un fideicomiso administrado por Nacional Financiera (Nafin), uno de los activos más importantes dentro del concurso mercantil de la empresa que funcionaba como sociedad financiera popular, lleva un porcentaje de recuperación de 38% de un valor nominal que ronda 3,600 millones de pesos.

Hace algunos días, la interventoría independiente en el concurso mercantil de Ficrea, encabezada por Fernando González Santillana, emitió su más reciente informe respecto a este proceso, en el cual alrededor de 4,900 defraudados, hoy acreedores de esta empresa, buscan recuperar la mayor parte de su patrimonio depositado cuando dicha organización funcionaba como sociedad financiera popular.

De acuerdo con la información a marzo pasado del fideicomiso 80730 establecido en Nafin, hasta la fecha se han recuperado 1,405 millones de pesos, es decir, 38.5% de los 3,621 millones de pesos que se supone vale dicha cartera.

Este fideicomiso se creó poco después de la intervención gerencial a Ficrea, es decir, a finales del 2014, como parte de un acuerdo entre Nafin y Leadman Trade, empresa por la que supuestamente la sofipo trianguló recursos de los ahorradores. Con este acuerdo, se obligó a Leadman Trade a ceder dicha cartera para monetizarla en favor de los acreedores.

Fernando González Santillana, interventor independiente en el proceso mercantil de Ficrea, explicó que parte de lo que se ha recuperado respecto a esta cartera ha servido para poder efectuar los pagos que se han realizado a los acreedores del concurso mercantil.

“La cantidad recuperada dentro del fideicomiso se ha tomado para efectuar los cuatro pagos que se han hecho, junto con lo que se ha recuperado de la propia cartea de Ficrea, es decir, lo que no se trianguló y de las ventas de bienes inmuebles que se han tenido”, dijo en entrevista el interventor.

De acuerdo con información de la sindicatura, encabezada por Javier Navarro-Velasco, los cuatro pagos realizados a los acreedores han significado un desembolso cercano a 1,000 millones de pesos, es decir, casi 18% del total de la deuda reconocida en el concurso mercantil.

El interventor enfatizó que el valor total de la cartera se debe considerar como nominal y la mayor parte de ésta es recuperable; sin embargo, es algo que se aclarará conforme el paso del tiempo.

“Toda la cartera tiene probabilidad de cobro porque, en su mayoría, está sujeta a convenios o a procedimientos judiciales que tiendan a su recuperación”, expuso el interventor.

Conflicto con empresa cobradora

Dentro del reporte de la interventoría, se detalló que la empresa Link International de México SC, la cual era la encargada de cobrar los créditos correspondientes de la cartera del fideicomiso en Nafin, buscó elevar el monto de sus honorarios por realizar esta tarea; no obstante, se decidió terminar la relación con la misma, por lo que ahora dicha cobranza tendrá que realizarse de manera directa por la sindicatura.

“Básicamente, lo que pretendía esta empresa era renegociar su contrato para cobrar una cantidad mucho mayor para llevar a cabo la recuperación de la cartera (...) es donde no se estuvo de acuerdo”, explicó González Santillana.

Asimismo, el reporte indicó que esta empresa tendrá que devolver poco más de 800,000 pesos por concepto de IVA que ingresó indebidamente a la cartera.

Se prevé que con la cobranza directa de la sindicatura se dé un seguimiento más directo de la administración y recuperación de dicha cartera así como una disminución en el gasto que genera la recuperación de la misma y una acción más rápida para lograr cobrar de mejor forma.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx