Para Guillermo Arthur Errázuriz, presidente de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP), México es la “punta de lanza” en América Latina por ser el país que se atrevió a subir las tasas de cotización de los trabajadores para brindar un ahorro más digno de cara a la vejez; sin embargo, en el tema de las comisiones no cree que haya sido bien resuelto.

“Hay que tener cuidado sobre cómo funcionará un mecanismo que limita excesivamente el monto de las comisiones y hacerlo con base en la experiencia de países (Chile, Colombia y Estados Unidos) que tienen distintos grados de madurez, distintas realidades porque uno cobra sobre fondos y otro sobre flujo, creo que puede no resultar conveniente”, argumentó.

Para el titular de la FIAP estos son factores que hacen que las comparaciones no sean “realmente adecuadas” porque pudieran significar un tope en la competencia entre afores y por lo tanto, limitar excesivamente la comisión; daña la capacidad que tiene la afore de administrar, de incorporar nueva tecnología o nuevos instrumentos, de hacer nuevas inversiones. Para obtener una buena pensión lo que realmente impacta es la rentabilidad que obtiene el fondo del afiliado, dijo en entrevista con El Economista.

“Podemos estar haciendo un daño mucho mayor al que se quiso prever con una limitación de las comisiones, estamos dañando la capacidad de obtener una mejor rentabilidad y por esa vía tener una mejor pensión”, puntualizó.

Cuestionado sobre si pudiera haber quiebras o fusiones en las afores, el encargado del FIAP prefirió no comentar, al no conocer el impacto que llegará a tener este tope en las comisiones.

Ejemplo para países latinoamericanos

Errázuriz comentó que la ley aprobada por el Congreso de México es un paso gigantesco en la dirección de mejorar las pensiones, “esto lo quiero destacar con fuerza, porque hay países en que la orientación que están tomando las reformas es muy distinta a la que se tomó en México”.

En este sentido, comparó a México con Chile, el pionero del sistema de capitalización individual, que está tomando un curso diferente y que no va en la dirección de mejorar las pensiones de los trabajadores. Así, destacó que esta nueva Ley de Pensiones mejorará el ahorro, y por tanto las pensiones de los trabajadores en México.

“Lo veo como un imperativo ineludible, no podría ser de otro modo, creo que los demás países que tienen una tasa de contribución de 10% están quedando rezagados (...) Es importante cómo México decidió con claridad hacer esta contribución a las cuentas de los trabajadores”, dijo.

Informalidad en AL

América Latina sufre de grandes tasas de informalidad laboral y por tanto es complicado introducir a personas al sistema del ahorro y es por eso que se debe de cambiar la manera en cómo se financian las pensiones para el retiro.

“Cuando conversamos con el Banco Mundial (BM), se estudió la posibilidad de que el financiamiento de las pensiones no sea sobre la base del salario sino sobre la base del consumo, o sea que una parte del consumo de cada cual vaya al financiamiento de las pensiones”, comentó.

El titular del FIAP es consciente que en México cuando una persona  realiza el pago de un servicio una parte se va a impuestos, pero otra se puede ir a financiar su pensión.

Destacó que en México se ha venido explorando establecer distintos mecanismos que pudieran significar un financiamiento de las pensiones que no sean sobre la base de los salarios, sino por consumo.

El programa al que hace referencia es GanAhorro una estrategia en la cual es posible ahorrar de manera inmediata y sin costo adicional. Los usuarios compran productos y/o servicios al precio que ya conocen y un porcentaje, que va de 1 a 30% de su pago es enviado a su cuenta afore. La herramienta hasta el momento cuenta con 12,118 usuarios y se han abonado en su cuenta 732,000 pesos.

“La experiencia mexicana es un tema interesante que pudiera replicarse en los demás países porque el sistema previsional replica la situación que tiene el mercado laboral. Si en el mercado laboral hay un baja densidad de cotizaciones, el sistema lo replica, vamos a tener bajas pensiones (...) Hasta ahora la forma de atender a los sectores informales de bajos recursos es un pilar base solidario y creo que eso no es suficiente y hay que ver esa experiencia que tienen los mexicanos”, finalizó.

valores@eleconomista.mx