Las entidades BBVA, Santander, Caixabank y Cajamar suscribieron formalmente su adhesión a los seis principios de banca responsable promovidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los tres primeros son miembros fundacionales de estos principios, que fueron presentados en París el 26 de noviembre de 2018. Por su parte, la entidad presidida por Jordi Gual se adhirió a esta iniciativa en los meses que siguieron desde su definición hasta el final del proceso de consulta pública al que fue sometida y que finalizó el pasado mes de mayo.

 

La firma se produjo el 21 de septiembre en la sede de Nueva York de la Asamblea General de Naciones Unidas, en un evento que reunió a representantes de 130 entidades financieras fundacionales de todo el mundo, que entre todas suman 47,000 millones de dólares en activos (42,727 millones de euros) y a más de 45 consejeros delegados.

En total se han adherido hasta la fecha más de 50 entidades españolas.

Sostenibilidad

Esta firma implica un compromiso formal para alinear estratégicamente el negocio a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y al Acuerdo de París sobre cambio climático.

"Los principios de banca responsable de Naciones Unidas son una guía para el sector bancario global para responder, impulsar y favorecer el desarrollo sostenible de la economía. Los principios establecen mecanismos clave para que cada parte asuma su cuota de responsabilidad, así como las metas que pueden inspirarnos a actuar", dijo Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas.

Santander anunció en julio diez objetivos que reflejan su compromiso con la banca responsable. También contempla la inclusión financiera de más de 10 millones de personas mediante una extensión de los microcréditos y programas de educación financiera.

El gran desafío es aplicar estas guías de conducta en la operativa diaria bancaria, ya que implican cambios profundos en gestión, en el proceso de toma de decisiones, en la cultura empresarial y el desarrollo de capacidades de liderazgo.